Ribera apunta a la industria más que a los hogares para recortar un 5% de consumo eléctrico pactado en la UE

Teresa Ribera, junto con al presidente semestral del Consejo de Energía, el ministro checo Jozef Síkela.
Teresa Ribera, junto con al presidente semestral del Consejo de Energía, el ministro checo Jozef Síkela.
Consejo de la UE

Una vez que la UE ha acordado recortar obligatoriamente un 5% el consumo de electricidad para este otoño-invierno, llega el turno de cada país para establecer en qué momentos y cómo se hará este ahorro. En el caso de España, la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha apuntado hacia la industria más que hacia los hogares. Según ha dicho, la herramienta clave será una que aprobó el Consejo de Ministros la semana pasada para permitir que comercializadoras y consumidores directos puedan detener su consumo por un corto espacio de tiempo.

"Permitirá que el operador del sistema convoque subastas para poder activar un paro para empresas y consumidores que en un determinado momento estén dispuestos a reducir su demanda de forma casi inmediata y por un plazo de tiempo muy corto, de 15 minutos a tres horas", ha explicado. 

La decisión de grandes consumidores de parar momentáneamente en momentos de mucha demanda de electricidad y, por tanto, con más necesidad de usar e entre el gas -que es la tecnología más cara- permitirá "aplanar" el pico de demanda "y no tener que buscar soluciones más caras", es decir, recurrir al gas para cubrirla necesidad de más electricidad.

Según ha dicho, se trata de un "sistema para reducir la demanda en momentos pico" que estará operativo en noviembre. De acuerdo a lo acordado por el Consejo de Ministros, será Red Eléctrica Española la que lanzará una  subasta anual, en la que podrán participar comercializadoras y consumidores directos de más de 1 megavatio. 

Se trata de un medida dirigida a los grandes consumidores de energía que, al ser la alternativa que ya ultima el Gobierno para lograr este ahorro de energía dejaría fuera a los pequeños consumidores, a los hogares. En este sentido, los países de la UE han acordado recortar el consumo de electricidad en un 5% de forma obligatoria y hasta un total del 10%, de modo que también hay margen para que los hogares recorten consumo, aunque con acciones que, según ha indicado Ribera, consistirán en un consumo más responsable y el hecho incontestable de que reduciendo el consumo también harán disminuir sus facturas de la luz y, por tanto, pagar menos.

Frente a una primera propuesta en la que la Comisión establecía que este ahorro obligatorio del 5% debería concentrarse en las horas de más consumo, el acuerdo final contempla mucha más flexibilidad para que los países puedan determinar cómo reducir el consumo y Ribera ha afirmado que el parón con poco tiempo de antelación y por poco espacio de tiempo de los grandes consumidores en momentos de alta demanda es una de las posibilidades.

"Los ciudadanos lo van a notar yo creo que a través de dos cauces. El primero, es esa llamada a ser cuidadosos en nuestros consumos", ha dicho Ribera. En segundo lugar, ha añadido, "porque una reducción del consumo eléctrico conlleva automáticamente a una reducción del montante que aparece en nuestras facturas".

Para cerrar el círculo, ha añadido que si los consumidores hacen este ahorro, ahorrarán también en lo que paguen de luz y por esa reducción conjunta del uso de electricidad, será necesario menos gas para generar toda la que el país necesita y, por tanto, será más barata en conjunto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento