Por qué no deberías enrollar el cable en el mango del secador

Secador de pelo.
Secador de pelo.
©Gtresonline

Una vez finalizada la época de verano, el secador de pelo se convierte en un imprescindible para muchas personas que tienen que utilizarlo para eliminar la humedad y no salir a la calle con la melena mojada, algo poco recomendable. 

Su uso es sencillo y ampliamente conocido por todos, aunque lo cierto es que muchos usuarios comenten algunos errores a la hora de mantener el secador en buen estado, por lo que seguir unas recomendaciones puede ayudar a alargar la vida útil de este aparato de uso cotidiano. 

Consejos para cuidar el secador

Uno de los errores más habituales se comete a la hora de guardar el secador. Es muy común que muchos usuarios enrollen el cable alrededor del moldeador del secador, algo para nada aconsejable. 

Esto es debido a que, cuando se utiliza el secador, esta zona principal por la que sale el aire puede permanecer caliente durante un tiempo, por lo que al enrollarlo a su alrededor puede provocar daños en el propio cable y, por tanto, dejar inservible el secador. 

Además, si el cable se enrolla en el mango del secador para guardarlo, hay que hacerlo suavemente, ya que si se enrolla a presión puede deformarse el cable e, igualmente, dejar de funcionar cuando se conecta a la red eléctrica.  

Por lo tanto, después de utilizar el secador, lo mejor es esperar a que se enfríe un poco antes de guardarlo y, después, enrollar el cable separado del aparato, es decir, enrollar el cable sobre él mismo. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento