A fondo

Cómo se explica el descalabro de la libra: el recorte de impuestos, la fortaleza del dólar, la inminente recesión...

Creatividad sobre la libra esterlina.
Creatividad sobre la libra esterlina.
CARLOS GÁMEZ

El pasado lunes la libra se hundió. Cayó más de un 4% y alcanzó frente al dólar estadounidense su nivel más bajo de la historia (1,035 dólares) y también respecto al euro (llegó a 1,079 euros). Claro que llovía sobre mojado: el viernes 23 ya había caído otro 3%. En ambos casos, la causa era la misma: las dudas sobre la estabilidad de las finanzas del Reino Unido.

La libra esterlina se desplomó después de que el nuevo Gobierno británico de Liz Truss revelara el viernes sus planes para financiar nuevos recortes de impuestos. El recorte fiscal, el mayor en 50 años, aumentaría el endeudamiento del país.

Con las medidas propuestas por el ministro de Hacienda, Kwasi Kwarteng, el Estado dejaría de ingresar unos 45.000 millones de libras (unos 50.000 millones de euros). Y sin embargo, la nueva primera ministra quiere ayudar a los hogares y empresas a hacer frente a la subida de los precios de la energía con un plan de 60.000 millones de libras.

Me temo que (el recorte de impuestos) es el tipo de cosas que generalmente se intentan en los países latinoamericanos sin éxito"

Además, para sufragar ambas cosas (el recorte de impuestos y el paquete de ayudas), Economía desveló un incremento adicional de la deuda pública para este ejercicio de 72.000 millones de libras (80.000 millones de euros). Las cuentas no salen.

"Me temo que ese (el recorte de impuestos) es el tipo de cosas que generalmente se intentan en los países latinoamericanos sin éxito", ha dicho el excanciller conservador Lord Ken Clarke en una entrevista con la radio de la BBC. En su opinión, los recortes de impuestos de Kwarteng podrían conducir al colapso de la libra.

El Banco de Inglaterra interviene de urgencia

Hasta el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha criticado explícitamente al gobierno de Truss por su plan de recortes de impuestos y ha advertido que es probable que las medidas alimenten la crisis del costo de vida. El FMI cree que las medidas anunciadas aumenten la desigualdad y se sumen a las presiones que elevan los precios.

Tan crítica es la situación que, este miércoles, el Banco de Inglaterra ha intervenido para comprar deuda pública en un intento de urgencia para evitar un "riesgo material" para la economía británica. Comprará bonos a largo plazo desde el martes y hasta el 14 de octubre, inicialmente.

El interés que piden los inversores por comprar deuda británica es el más alto en 12 años. En enero, el interés del bono a 10 años superaba ligeramente el 1% y en este momento pasa del 4%.

Al borde de la paridad dólar/libra

Los mercados han empezado a creer que la libra podría caer a la paridad con el dólar estadounidense y los inversionistas han evidenciado sus miedos sobre la sostenibilidad de las finanzas de Gran Bretaña.

Muchos analistas creen que la paridad de la libra y el dólar es cada vez más probable

Frente a la divisa norteamericana, la libra esterlina ha perdido casi un 21% en lo que va de año (el euro, por su parte, se ha dejado un 15%). El mínimo histórico anterior de la libra frente al dólar fue el 25 de febrero de 1985, cuando 1 libra valía un poco más de 1,05 dólares. Sí, muchos analistas creen que la paridad dólar/libra es cada vez más probable.

Pero el proceso, el debilitamiento de la libra, no empezó con la llegada de Truss al 10 de Downing Street. La divisa británica lleva ya más de un año perdiendo valor. Se debe en parte a que el dólar se ha ido fortaleciendo a medida que la Reserva Federal de Estados Unidos ha subido los tipos de interés y ha reducido la oferta de dólares para intentar controlar la inflación, ha escrito Jean-Philippe Serbera en The Conversation.

Y a un paso de la recesión

Hay otra razón. Este profesor de Banca y Mercados Financieros en la Universidad de Sheffield Hallam apunta que el Reino Unido, con su exposición a los altos precios del gas y a los retos posteriores al Brexit, no muestra grandes perspectivas de crecimiento económico.

El país que ha enterrado hace apenas diez días a la que fue su reina durante 70 años, está a un paso de la recesión. Es lo que el Banco de Inglaterra concluye al ver que el producto interior bruto (PIB) se contrajo un 0,1% entre abril y junio, y puede haber contraído otro 0,1% entre julio y septiembre.

Diez días después de enterrar a Isabel II, el Reino Unido está a un paso de la recesión

Los analistas temen que la caída de la libra y el recorte de impuestos de 45.000 millones de libras pueden avivar la inflación. Tras el plan de Kwarteng, los inversores han reevaluado sus expectativas sobre la rapidez con la que el Banco de Inglaterra subirá los tipos.

El jueves pasado, el Banco de Inglaterra incrementó en 0,50 puntos porcentuales los tipos de interés en el Reino Unido, hasta un 2,25%. Este lunes, en un comunicado, la propia entidad avanzó que "no dudará" en modificar los tipos de interés "lo que sea necesario" para controlar la inflación y estabilizar la libra.

La institución monetaria también ha modificado su previsión de inflación, cuyo pico sitúa ahora en un 11% en octubre, frente al 13% pronosticado anteriormente, al considerar que los planes del Gobierno de Liz Truss sí servirán para contener los precios de la energía y contribuirán así a frenar los precios.

Las hipotecas se van a disparar

El pasado lunes, los bancos británicos Virgin Money y Halifax anunciaron la suspensión temporal de algunos de sus productos hipotecarios, tras el desplome de la libra esterlina y ante la volatilidad en los mercados relacionados con la divisa británica.

La subida de tipos de interés del 2,25% al 6% podría bajar los precios de la vivienda entre un 10% y un 15%

Los intereses que utilizan los bancos no son ajenos a los problemas del bono británico y se han encarecido también. Los tipos están ahora, en teoría, al 2,25%, pero la realidad va a ser otra en días y los mercados ya descuentan una subida hasta el 6%.

Capital Economics y Credit Suisse han calculado que una subida de los tipos de interés desde su nivel actual del 2,25% al 6% podría hacer que los precios de la vivienda se desplomaran entre un 10% y un 15%.

Según Mark Harris, director ejecutivo del corredor de hipotecas SPF Private Clients, dijo "las próximas semanas van a ser bastante agitadas en términos de tipos y disponibilidad de hipotecas". Dice Harris en Inews que "es un momento preocupante para los prestatarios" y que "nadie quiere una masa de embargos e impagos de hipotecas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento