Miguel, al ver a su cita en 'First dates': "¡Dios, llévame pronto!"

Miguel, en 'First dates'.
Miguel, en 'First dates'.
 MEDIASET

Los comensales de First dates acuden al programa de Cuatro con unas expectativas que algunas veces se cumplen y otras, no. Como le pasó este lunes a Miguel.

El madrileño afincado en Tenerife reconoció que "me cuido un poquito, voy a nadar, hago pesas por la tarde... Me gustan los chicos más jóvenes que yo porque los de mi edad -64 años- son muy viejunos".

Al ver a Leo, su cita, no pudo evitar quedar impresionado por su pelo: "está entre peluca y pelo frito. A mí me gustan mucho más los chicos masculinos", señaló.

El tinerfeño, por su parte, explicó que se ganaba la vida imitando a Harpo, de los Hermanos Marx, y haciendo anuncios en la radio. "Soy un chico gay porque me gustan los hombres, pero en pareja, yo sería la parte femenina", admitió.

También destacó que no había tenido nunca pareja porque "la cosa está muy complicada, los chicos que conozco solo quieren 'chaca chaca'. Pero no tengo muchas exigencias". 

Miguel y Leo, en 'First dates'.
Miguel y Leo, en 'First dates'.
MEDIASET

Eso sí, desde el principio dejó muy claro que no le gustaban los chicos delgados "por muy grande que la tengan, no me fijo en la picha", explicó el artista.

Durante la cena, comenzó a sonar la música en el local de Cuatro, y ambos se lanzaron a bailar, pero Miguel comenzó a ver que como pareja no tendrían futuro por un detalle: "Le sudan las manos y es algo que no soporto", afirmó el madrileño.

No obstante, Leo tuvo otra percepción de su baile: "He flipado de lo duro que estaba Miguel. Desnudo y dándome vueltas, tiene que ser la hostia. He mojado las bragas y todo", confesó.

Al final, Miguel no quiso tener una segunda cita con el tinerfeño porque "no es el tipo de hombre que me gusta". Leo admitió el rechazo del madrileño y se marchó al ritmo de My way de Frank Sinatra.

Miguel y Leo, en 'First dates'.
Miguel y Leo, en 'First dates'.
MEDIASET
Mostrar comentarios

Códigos Descuento