Rusia podría anexionarse cuatro grandes territorios de Ucrania en cuestión de días y extender a ellos su doctrina nuclear

Un refugiado ucraniano vota en Rostov.
Un refugiado ucraniano vota en Rostov.
EFE

No sé sabe si Putin está abordando ya su plan B, C o D después de que fallase el A, pero Rusia sigue adelante con la invasión de Ucrania después de siete meses y en cuestión de días podría culminar la anexión de las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk, así como las regiones de Zaporiyia y Jersón tan pronto como el próximo viernes, 30 de septiembre, según una fuente parlamentaria citada por la agencia de noticias TASS. Este paso sería decisivo en la nueva estrategia de Moscú dentro de la guerra, en paralelo al frente militar.

"Dados los resultados preliminares de los referéndums y la disposición de Rusia a reconocer los resultados, lo más probable es que el proceso para la entrada de los territorios (en la Federación Rusa) se produzca el 30 de septiembre", ha explicado la fuente citada por TASS. El propio presidente ruso, Vladimir Putin, podría participar en el procedimiento. "No sé si participará, pero lo más probable es que sí", ha indicado.

La moción para la admisión en la Federación Rusa podría presentarse a la Duma el 28 de septiembre y se debatiría y votaría el 29 de septiembre, informa TASS. Las cuatro regiones ucranianas comenzaron el viernes la votación para la anexión a la Federación Rusa y las urnas permanecerán abiertas hasta el 27 de septiembre.

Ante esta situación, Ucrania ha solicitado una reunión urgente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para discutir la celebración de referéndum en los territorios ucranianos ocupados por parte de las tropas rusas. El portavoz del Ministerio de Exteriores ucraniano, Oleg Nikolenko, ha solicitado que se cree una reunión urgente para tratar "los falsos referéndums de Rusia en los territorios ocupados de Ucrania".

"Rusia debe rendir cuentas por sus nuevos intentos de cambiar las fronteras internacionalmente reconocidas de Ucrania en violación de la Carta de la ONU", ha instado en un mensaje publicado en su cuenta de la red social Twitter.

Y entonces se abre el otro frente que preocupa a Occidente en los últimos días. El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha advertido este sábado desde Nueva York de que la doctrina nuclear para la defensa de los territorios de la Federación Rusa se aplicará inmediatamente a cualquier territorio que se sume a la federación.

"La totalidad del territorio de la Federación Rusa conforme está recogido en la Constitución de la Federación Rusa, que se puede ampliar, está bajo la protección del Estado. Es absolutamente natural", ha afirmado Lavrov en rueda de prensa desde Nueva York, donde se celebra estos días la sesión anual de la Asamblea General de la ONU.

"Todas las leyes, doctrinas, conceptos y estrategias de la Federación Rusa se aplican a su territorio en su integridad", ha añadido en respuesta a una pregunta sobre si se aplica la doctrina nuclear a las regiones que se adhieran a la federación.

Todas las leyes, doctrinas, conceptos y estrategias de la Federación Rusa se aplican a su territorio en su integridad

En cuanto a la posible reacción de Estados Unidos a la posible anexión de Donetsk, Lugansk, Zaporiyia y Jersón, Lavrov ha descartado entrar en "especulaciones". "He oído que Estados Unidos amenazaba con algún tipo de respuesta. He oído al presidente Biden decir que si se celebraban los referéndums y se aplicaba su resultado, Rusia tendría que afrontar unas sanciones 'infernales' o algo así. No tenía constancia de que Estados Unidos y Ucrania fueran aliados conectados por una cadena tan peligrosa", ha apuntado.

En ese sentido, Lavrov ha destacado que Estados Unidos no se ha declarado parte beligerante en el conflicto y por lo tanto debe cumplir con las convenciones internacionales que prohíben el suministro de todo material militar. "Estados Unidos, la UE y la OTAN, al dar armas a Kiev, no pueden decir que sean neutrales y que no participa en el conflicto", ha argumentado.

Lavrov ha asegurado que Estados Unidos envía armas a Ucrania y le suministra con información de inteligencia de datos de satélite, lo que significa que "no son neutrales en absoluto, sino que son parte del conflicto". Además, el jefe de la Diplomacia rusa ha afirmado que su país "no tuvo otra opción" que lanzar la "operación militar especial" para invadir Ucrania ante la "guerra contra su propio pueblo" del Gobierno ucraniano.

Por otra parte, Lavrov ha defendido ampliar el Consejo de Seguridad de la ONU con representación de África, Asia y América Latina y ha mencionado expresamente a India y Brasil como posibles miembros permanentes. Así, Lavrov ha mencionado la "crisis" de la "hegemonía de Estados Unidos" y la posibilidad de "avanzar hacia un mundo multipolar justo y democrático".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento