FNAC prevé abrir 20 nuevas tiendas en España

Alrededor del edificio de la Fnac se han formado largas colas de gente que quería una entrada. (Hugo Fernández)
Edificio de la Fnac.
ARCHIVO

Desde su despacho, Enrique Martínez (1971, Valencia) admira el Sena adentrarse en París. Desde allí dirige a los 25.000 empleados de FNAC-Darty, un grupo francés con planes para crecer más en España pero que, de momento, descarta Latinoamérica tras su agridulce experiencia en Brasil.

Nombrado en 2017 consejero delegado de uno de los principales grupos de distribución de Europa, explica que espera que se abran otras 20 tiendas FNAC en los próximos años, hasta llegar a las 60 en España, el tercer mercado de mayor importancia de la empresa, solo por detrás de Bélgica y Francia.

"A pesar de que las cosas se han ralentizado un poco con el covid, en España tenemos un plan de aperturas de tiendas y de conquista de provincias en las que no estamos. Hoy tenemos unas 40 tiendas y tenemos potencial para unas 20 más" en los próximos años, declara en una entrevista con EFE Martínez.

El ejecutivo que ansiaba ser jugador de baloncesto -vistió la camiseta del Llíria y estuvo a las puertas de un contrato profesional- sustentará ese plan de expansión en su España natal en el negocio digital y en el cultural.

"Las librerías se desarrollan muy bien. La parte cultural es uno de los aspectos que nos invita a ir más lejos", señala.

Quieren llegar a las 60 tiendas en España, convirtiéndose de esta manera en el mercado de mayor importancia de la empresa, solo por detrás de Bélgica y Francia"

FNAC se fusionó con la cadena de electrodomésticos y tecnología Darty en 2016. Así se ha constituido una empresa con un volumen de negocios de unos 8.000 millones de euros anuales que está presente en 13 países con cerca de 1.000 tiendas, de las cuales casi 400 en franquicia.

Pero Latinoamérica no entra en sus planes, al menos de momento. FNAC estuvo presente en Brasil hasta 2018, cuando vendió sus actividades a la red de Livraria Cultura.

"No nos tuvimos que ir por falta de éxito comercial, pero es un país que desde el punto de vista de gestión, fiscal, administrativo, es de una complejidad gigantesca". Para Martínez, el enmarañado impositivo era tal que los asesores destinados solo para Brasil superaban en número a los de los otros países del grupo juntos.

Sin intención alguna de regresar al gigante latinoamericano, el CEO español tampoco lo ve claro en el resto de la región.

"Se estudió -recuerda- durante ese periodo de expansión (a comienzos del siglo XXI), pero, al final, un grupo como el nuestro no se puede dispersar tanto. Si por ejemplo hubiésemos encontrado actores locales para franquiciar, como hemos hecho en Catar...".

Volver a fabricar en Europa

Martínez es consciente de que las exigencias del consumidor actual han cambiado. Buscan productos reciclables, con poca huella de carbono, una larga vida de uso y que se hayan fabricado en condiciones laborales decentes.

Con una producción deslocalizada en China y otros países asiáticos desde hace décadas, muchos gobiernos europeos tienen ahora planes para reindustrializar sus países.

¿Es factible volver a producir lavadoras en el norte de Francia? "Si ponemos aranceles de carbono en la frontera (para productos extracomunitarios) tal vez la producción en Europa o cerca de Europa pueda ser competitiva. Pero puede ser un proceso largo, de dos o tres décadas. O también se puede aceptar que paguemos más por un producto que consuma menos recursos del planeta".

Para promover la economía circular y el consumo responsable, el responsable de FNAC-Darty asegura que el grupo ha realizado dos millones de reparaciones de productos, un 50 % más que lo que se hacía antes de la crisis de la covid.

Una carrera forjada en tres capitales europeas

Enrique Martínez presume de una carrera netamente europea. Comenzó como gestor muy joven, en el ToysRUs de España. En 1998, ingresa en el grupo FNAC, con la meta de abrir los primeros establecimientos de la marca en Portugal. Una experiencia que no le sedujo en un primer momento, pero que le marcó para siempre.

"Cuando eres de fuera, tienes que hacer un esfuerzo enorme, te obliga a ser más generoso, a ser un poco más servicial para ser aceptado en un país que no es el tuyo", reflexiona. En su caso, "el esfuerzo gigantesco" para aprender bien el portugués fue crucial para sentirse integrado y aceptado.

"Estaba súper contento cuando la gente me decía que si era de Oporto, porque notaban un acentillo", recuerda. Director de FNAC Portugal desde 2004, cuatro años más tarde añadió a ese país España y Brasil, hasta 2012.

Entonces le nombraron director general de FNAC Francia y de Europa del Norte. En 2017, se convirtió en responsable ejecutivo del nuevo conjunto resultante de la fusión con Darty.

¿Ha notado recelo por ser un español el que dirige dos empresas de gran tradición en Francia?

"La gente a veces decía un poco, '¿cómo es posible?'. Pero llevo en el grupo 24 años y en Francia, 11 años. La sorpresa fue más cuando fui director general de Francia (...). Pero la realidad es que en más de 60 años de ambas empresas, nunca había habido un extranjero dirigiéndolas".

La receta exitosa de Martínez radica en su actitud -hace hincapié en la curiosidad como un atributo esencial-, en una visión global del negocio y en estar bien acompañado. "En una empresa con 25.000 personas, yo no debo de ser el mejor en nada, pero sí tengo que rodearme de los mejores y exigir de ellos que sean mejores".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento