Ayuso defiende su política fiscal y la izquierda reprocha que perjudica los servicios públicos

  • Los impuestos han centrado la sesión de control al Gobierno en el primer pleno ordinario desde el pasado junio.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, este jueves interviniendo en la Asamblea de Madrid.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, este jueves interviniendo en la Asamblea de Madrid.
Comunidad de Madrid

Tres meses después, la Asamblea de Madrid ha vuelto a celebrar un pleno ordinario. Después del parón veraniego y el Debate del estado de la Región, la sesión de control al Gobierno ha regresado a la Cámara. En la mente de todos estaba el acuerdo de mantener buenas formas al que se comprometieron el grueso de los grupos parlamentarios a finales de agosto, en la ronda de reuniones entre el Ejecutivo y la oposición.

Se puede decir que el 'pacto' ha pasado su primera prueba de fuego. Isabel Díaz Ayuso y los portavoces de la oposición han mantenido alejadas del hemiciclo las alusiones personales y las descalificaciones y el foco ha quedado sobre las diferencias de propuestas, especialmente en materia fiscal, que ha sido uno de los temas 'estrella' de la sesión de control. 

Los tres grupos de izquierda, Más Madrid, PSOE y Unidas Podemos, han criticado a la presidenta madrileña sus rebajas de impuestos, en la semana que ha vuelto a la primera línea una posible armonización fiscal y que Andalucía ha anunciado que aplicará los mismos porcentajes de bonificación de Patrimonio que Madrid. 

"Andaluces, bienvenidos al paraíso". Así saludó Díaz Ayuso los planes de Juanma Moreno, unas palabras que este jueves le han vuelto como un 'boomerang'. "Se les olvidó decir que en su paraíso no entran todos", le ha espetado Alejandra Jacinto, portavoz adjunta de Unidas Podemos, a la líder del Ejecutivo. "En su paraíso entran los que tienen dinero para llevar a sus hijos a un colegio privado (...), los que tienen escaparates en la milla de oro, entra usted que es amante de los atascos, entran los fondos buitres pero no las personas que se puedan pagar el alquiler", ha enumerado. 

"Se ponen de rodillas frente a los millonarios y abandonan a los mayores, gente de 80 y 90 años que se dejó la piel por nuestros servicios públicos y que ahora comen comida deleznable", se ha quejado también Mónica García, portavoz de Más Madrid y líder de la oposición.  

"Regala 992 millones a unos pocos cientos de multimillonarios a cambio ni de unas pequeñas migajas a más del 90% de la población", ha aseverado Juan Lobato, portavoz del PSOE. "Cada millón que regala es un peor trato en las residencias de mayores, es un aumento de las listas de espera (...) menos profesores, mayores ratios y menos plazas de FP", ha agregado.

Díaz Ayuso ha regresado a 2007 para contestar al también secretario general de los socialistas madrileños y ya candidato por el PSOE a la Comunidad de Madrid para las elecciones del año que viene. En concreto, la presidenta madrileña ha rescatado las declaraciones que hizo el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero cuando anunció la supresión del impuesto de Patrimonio, que luego él mismo recuperó con carácter transitorio para los ejercicios 2011 y 2012 por la crisis de 2008 y cuya vigencia prorrogó Mariano Rajoy, a pesar de que en la campaña a las presidenciales había prometido eliminarlo tras calificarlo como "injusto, inútil y obsoleto".

La presidenta regional ha vuelto a defender que con las bajadas de impuestos que ha ejecutado el PP en la Comunidad de Madrid se ha conseguido aumentar la recaudación. Con este argumento ha rechazado las acusaciones de que sus políticas perjudican la prestación de servicios públicos y durante sus intervenciones ha rescatado muchos de los anuncios que realizó durante el Debate del estado de la Región aludiendo a que estas medidas mejoran los servicios que se prestan en Madrid.

"Los madrileños vamos a seguir adelante sin el boicot que el Gobierno de Podemos y PSOE le hacen a la Comunidad, que es un paraíso en muchas cosas", ha reiterado Díaz Ayuso.

Desencuentro PP-Vox

La primera sesión de control del curso político ha dejado discrepancias públicas entre la presidenta y Rocío Monasterio, algo que ya sucedió en el debate de la semana pasada. La portavoz de Vox ha preguntado sobre la política del Gobierno de la Comunidad y ha deslizado algunas críticas, por ejemplo al Plan Vive, asegurando que se prometió la puesta en marcha de 25.000 viviendas de las que solo están próximas a licitarse un quinto. 

Monasterio ha dudado sobre la ejecución que hace el Ejecutivo regional de los anuncios que realiza y, en su respuesta, la presidenta ha señalado que en la intervención había "mentiras", en concreto los datos que aludían a regularización de alquileres a ocupantes ilegales en el parque público de vivienda. "Madrid tienen los mismos problemas de vivienda de otras capitales europeas que han crecido rápido", ha agregado Díaz Ayuso. 

El desencuentro se ha trasladado después a las redes. "La señora Ayuso vuelve a atacar a Vox llamándonos mentirosos por decir que una de cada tres viviendas sociales de la Comunidad de Madrid se regala a los okupas. No lo decimos nosotros, lo admiten ellos", ha escrito la portavoz de Vox en Twitter refiriéndose a unos datos de una memoria de la AVS.

Tras la sesión de control al Gobierno, el pleno en la Asamblea de Madrid continúa, con el debate de enmiendas a la totalidad al proyecto de ley de Servicios Sociales y las comparecencias del vicepresidente Enrique Ossorio y del consejero de Javier Fernández-Lasquetty entre los puntos del día, que se alargará hasta entrada la noche, porque se prevé que la sesión concluya pasadas las 22.00 horas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento