"Ahora soy una marquesa": así es Isabelle Junot, la concursante "pija" de 'Masterchef Celebrity'

Isabelle Junot, pareja de Álvaro Falcó.
Isabelle Junot.
GTRES

Está siendo una de las sorpresas de una de las ediciones de Masterchef Celebrity que más quejas ha recibido porque, precisamente, muchas de esas celebrities eran desconocidas para el gran público. Sin embargo, ello no quita que sus concursantes no estén dándolo todo entre los fogones y, por ahora, entre quienes han destacado como claros aspirantes al premio final, está, sin lugar a dudas, una mujer que no ha parado de estudiar, según ella misma ha repetido en los sucesivos programas, a pesar de ser más "street smart" que "book smart". Es decir, más inteligente por la sabiduría popular que por lo que cuentan los libros. Y eso que ni ella misma niega su posición de "pija". Hablamos de Isabelle Junot.

Para saber quién es Isabelle Junot y todos los privilegios (desde todos los idiomas que maneja a la posición social que ostenta) de los que ha hecho gala en los primeros compases del reality culinario primero, por supuesto, hay que remontarse a quiénes son sus padres. El 9 de octubre de 1980, el empresario y promotor inmobiliario francés Philippe Junot -hijo del millonario Michel Junot y también descendiente del duque de Abrantes- se divorciaba de la princesa Carolina de Mónaco (fue su primer marido), aunque pronto volvía a encontrar el amor en los brazos de la socialité danesa Nina Wendelboe-Larsen, quien pertenecía a la aristocracia del país escandinavo. No por nada la abuela materna de Isabelle fue la primera mujer en sacarse el carné de conducir en Dinamarca.

A pesar de una diferencia de edad de 23 años y de la fama de mujeriego de Philippe (de hecho, llegó a salir con la que ahora es su consuegra: se les vio juntos en unas vacaciones en Mallorca), se casan en octubre de 1987 y, en un matrimonio que duró hasta 1997 tienen 3 hijos: Victoria, Alexis y la pequeña, Isabelle. En 2005, eso sí, el empresario tuvo otra hija, en París, a la que bautizó Chloé, siendo su madre la modelo sueca Helén Wendel.

Isabelle Junot nació en Nueva York en 1991, si bien ha vivido en Copenhague, en París, en Suiza, en Los Ángeles y ahora en Madrid, lo que le ha ayudado con los idiomas, hablando cinco lenguas distintas: inglés, castellano, francés, danés e italiano. Desde pequeña tuvo clara cuál era su vocación, si bien lo ha conseguido a medias: la interpretación.

De ahí, de hecho, que estudiase estudió Teatro, Cine y Drama en la Universidad de Virginia, así como ha seguido formándose como actriz no solo en la Gran Manzana, sino también en la Central de Cine y la Estudio de Teatro de Eduardo Recabarren, ambos en Madrid. No por nada ya se le ha podido ver en alguna que otra película: Body High, de 2015; la película de bajo presupuesto Tophy, de Kourosh Parsi; Stretch Marks, de 2018; o, de 2019, Fuel, de Israel González, su única película en España, un thriller psicológico rodado en Almería donde interpreta, precisamente, a una estadounidense.

Sin embargo, tiene otras pasiones que, finalmente, se han llegado a convertir en su trabajo. Aunque a pesar de su posición no le habría hecho falta, la joven ha decidido invertir su tiempo en hacerse un hueco en el mundo influencer aunando tanto los viajes que por su vida siempre ha llevado a cabo; la moda, una pasión legado de su madre y donde se encuentra especialmente cómoda, sobre todo en lo referente a la industria española, donde reside desde hace ya algo más de un par de años; y, claro, el mundo de la nutrición y la vida saludable.

Isabelle no bebe alcohol y prefiere la comida orgánica, algo por lo que aboga también en su proyecto más personal y con el que se define como "Coach de Alimentación Intuitiva". Es decir, Isa Healthy Live. Con él quiere que sus clientes aprendan a comer de todo sin sentirse culpables, algo que a buen seguro le vendrá bien en su paso por el concurso de RTVE. Asimismo está intentando implementar en España, junto con su madre, Elite Hair International, un negocio de pelucas para mujeres que han perdido el pelo por culpa del cáncer.

Y por supuesto está su vida amorosa. Isabelle se casaba en el mes de abril de este año con Álvaro Falcó, hijo único de Fernando Falcó y Marta Chávarri y primo de Tamara Falcó, y marqués de Cubas, lo que ha hizo de ella en el momento de dar el "sí, quiero" -en el palacio del Marqués de Mirabel, en Plasencia- marquesa consorte, lo que le ha permitido integrarse rápidamente en la jet set de nuestro país.

Se conocieron de casualidad en la estación de esquí de Gstaad, en Suiza, hace seis años, porque Isabelle confundió a Álvaro, quien le saca casi una década de vida, con otro aristócrata. Sin embargo, no fue hasta un par de años más tarde que volvieron a reencontrarse en Madrid, comenzando entonces su historia de amor, la cual ha continuado tras su paso por el altar con una luna de miel por Perú y por las paradisíacas playas de Panamá.

En una entrevista con El Español, Isabelle habló de Tamara Falcó con mucha admiración, asegurando que es un referente para ella (y no solo por lo que pueda ocurrir dentro de Masterchef): "Es como mi ejemplo a seguir. La admiro mucho porque es una mujer que no para de trabajar. Tiene las cosas muy claras y no duda ni un segundo en ayudarme. Es más, fue la primera persona a la que llamé cuando me surgió esto. Me dijo que podía hacerlo cien por cien. Es un poco mi pilar. Por muy ocupada que esté, siempre encuentra un momento para preguntarme cómo voy".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento