Incluso los animales lloran a Isabel II: su caballo y sus inseparables corgis asisten al funeral para despedirse de su dueña

Dos de los corgis de la reina Isabel II son llevados al funeral de la monarca.
Dos de los corgis de la reina Isabel II son llevados al funeral de la monarca.
GTRES

Isabel II era una amante de los animales, pues a lo largo de su reinado tuvo una treintena de corgis y varios caballos. Por ello, sus animales tenían que estar presentes en el funeral de Estado que se ha celebrado este lunes en Londres.

Dos de sus perros y su caballo han sido trasladados hasta la multitudinaria ceremonia para despedir a su compañera humana, tal y como han podido apreciar los presentes en el acto.

Cuidados por los trabajadores de la Casa Real, han compartido espacio con un centenar de personas para dar el adiós definitivo a la monarca, cuyo luto se ha mantenido durante diez largos e intensos días.

El paseo fúnebre ha arrancado desde el Westminster Hall hasta la Abadía de Westminster y después ha continuado hacia el Arco de Wellington. La tercera y última parada se ha producido en los terrenos del castillo de Windsor hasta la capilla de San Jorge. Allí esperaban los animales, de nombre Muick y Sandy -los perros-, y Emma -el caballo-.

El futuro de los perros era una de las incógnitas que preocupaba al pueblo británico, acostumbrado durante décadas a ver aparecer a la reina con sus canes. Sin embargo, a partir de ahora gozarán de una nueva compañía.

Muick y Sandy vivirán a partir de ahora con el príncipe Andrés y su exmujer Sarah Ferguson en Royal Lodge, en Windsor. La expareja sigue residiendo en la misma vivienda pese a su separación y son ellos quienes cuidan a lod dos perros, que fueron un regalo para la monarca después de la muerte del príncipe Felipe, el duque de Edimburgo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento