Una decena de colegios madrileños inicia el curso con obras: "El ruido es infernal"

Obras colegio La Guindalera en el barrio Salamanca
Obras colegio La Guindalera en el barrio Salamanca
Tania Carrasco

Al menos una decena de colegios de Madrid se encuentran al comienzo del curso escolar con sus patios levantados, excavadoras y muros sin sanear. Las obras de mejora en los centros educativos propuestas por el Ayuntamiento de Madrid prometían llevarse a cabo durante los meses de verano, pero en muchos centros todavía se encuentran andamios instalados y obras a medio terminar con los niños en el interior de las aulas.

En uno de los colegios afectados, el Agustina Díez en Puente de Vallecas, se ha llegado a retirar el amianto del tejado del centro con profesorado dentro de las aulas mientras preparaban las clases a principios de septiembre, según han trasladado los docentes del centro a la formación Más Madrid. En otros como el CEIP Amador de los Ríos o el CEIP La Guindalera, ubicado en el distrito de Salamanca, actualmente se siguen ejecutando las obras. 

Carolina del Olmo lleva a sus hijos al colegio La Guindalera. Acuden cada día al centro que se encuentra "patas arriba" por las obras sin terminar. El centro dispone de dos patios, el más grande está picado por completo, hay excavadoras y maquinaria pesada instalada en todo el recinto. "El cole tiene un patio pequeño para infantil y el más grande para cursos de 3º a 6º de primaria. La solución que han dado es llevar a los niños al polideportivo municipal en los recreos pero pierden mucho tiempo de descanso al trasladarse hasta ahí. El ruido de las obras es infernal para alumnos y profesores mientras están en las aulas", comenta Carolina. 

Este centro en particular cuenta con otro problema de accesos que ha surgido a partir del comienzo de las obras. La entrada más grande no se puede utilizar y para poder acceder al centro para recoger o dejar a los niños deben ir a una puerta lateral ubicada en una calle muy estrecha. "La calle es estrechísima y nos juntamos 200 o 300 personas cada día. La acera está a la altura de la calzada, no hay bolardos y los coches se suben a la acera. Es muy peligroso", relata Carolina del Olmo. 

En otros centros como el CEIP Javier de Miguel de Puente de Vallecas siguen esperando a que la remodelación se acabe de formalizar, pero en este caso no podrán comenzar a ejecutan las obras ya que ha comenzado el periodo lectivo. Algunos de los contratos se encuentran aún en fase de adjudicación según la Plataforma de Contratación del Estado.

Estos hechos hacen que muchos colegios se encuentren repletos de vallas, material de obra y elementos peligrosos. Desde Más Madrid piden una solución y explicación de estos retrasos en el fin de las obras en los centros de la capital.

El Ayuntamiento alega que no interfiere en las clases

Desde Coordinación Territorial del Ayuntamiento de Madrid alegan que las obras que quedan por finalizar en ciertos centros no interferirán en la rutina de los alumnos ni en su seguridad. "Habiéndose programado todas ellas para su inicio en el periodo estival y habiéndose realizado el grueso de la obra en dicho plazo, en algunos casos puntuales quedan pendientes cuestiones de remate que se han planificado para que no interfieran en el horario lectivo, es decir, propiciando que la actividad educativa discurra sin problemas ni riesgos para los alumnos", afirman. 

Las obras de mantenimiento y conservación son competencia de cada distrito por lo que cada colegio dependerá del que le corresponda. Durante este año el importe total de la inversión municipal en las obras de los centros educativos programadas ascendió a 22.989.184,40 euros. “La razón [del retraso de las obras] no solo estriba en una mejor programación y mayor presupuesto destinado a los colegios, que es una de las políticas municipales que caracterizan este mandato, sino también en que se han tenido que acometer obras como consecuencia de los daños graves generados por Filomena, que se han tenido que programar en dos años, 2021 y 2022”, explican desde el Área.

Por otro lado, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís mencionó en la comisión de vicealcaldía este mes que el problema de suministros ha generado, en algunos casos, una ralentización en la ejecución de las obras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento