Un funerario explica cómo el cuerpo de Isabel II aguanta tanto tiempo sin ser enterrado

El cortejo fúnebre con los restos de Isabel II salió este miércoles del palacio de Buckingham, en Londres, rumbo a la sede del Parlamento, donde se instaló la capilla ardiente hasta el día del funeral, el 19 de septiembre. Por detrás del carro de armas que transportó el ataúd, custodiado por la guardia real, con sus uniformes rojos y gorros de piel de oso negros, y la corona imperial encima, marcharon a pie el rey Carlos III y sus hermanos, Ana, Andrés y Eduardo, y más atrás caminaron los príncipes Guillermo y Enrique, hijos del soberano. La Tropa de Artillería a Caballo fue la encargada de tirar el carro con el ataúd de roble de Isabel II, cubierto con el estandarte real y también una corona de dalias y rosas blancas.
Imagen del ataúd de la reina en uno de sus traslados.
EFE

La reina Isabel II de Inglaterra falleció el pasado jueves 8 de septiembre y tras un largo proceso de duelo, será enterrada en Windsor este lunes, día 19, es decir, once días después de su muerte.

Evidentemente, un duelo de esta duración es inusual para la gente corriente y en ese tiempo, el cuerpo de la monarca se corromperá sin remisión, pero ¿qué medidas se han tomado para poder alargar durante once días el sepelio?

Un tiktoker ha intentado responder. Se trata del responsable de la cuenta AskTheUndertaker, un profesional de pompas fúnebres que usa su cuenta en esta red social de vídeos cortos para revelar detalles de su profesión.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el ataúd de la reina Isabel está revestido con plomo, lo que, según los expertos, garantiza que todo permanezca intacto.

El revestimiento de plomo es una tradición real que se remonta a siglos, ya que ayuda a preservar el cuerpo hasta por un año. Pero es probable que este no sea el único método utilizado.

"Por la riqueza y la estatura e influencia que tiene la familia real, conseguirían los mejores embalsamadores, las mejores instalaciones, lo mejor de todo", explica el empresario de pompas fúnebres.

"No se repararía en gastos cuando se trata del cuidado y la preparación del cuerpo de la reina", dijo. El embalsamamiento es un proceso que también ha sido utilizado durante mucho tiempo por la familia real, que consiste en inyectar líquidos conservantes en los cuerpos para retrasar la descomposición.

"Tengo todas las razones para creer que fue muy poco tiempo después de su muerte cuando se produjo el embalsamamiento", agregó el empresario de pompas fúnebres en su vídeo.

Dispositivo de enfriamiento

"Habrán hecho todo lo posible para asegurarse de que el cuerpo de la reina esté bien conservado y restaurado a una condición casi perfecta. Todo lo posible en el equipo de herramientas del embalsamador, por así decirlo, garantizará que su cuerpo pueda permanecer en buen estado durante el período de diez días y sin efectos nocivos", prosiguió.

"También creo que probablemente tengan algunos dispositivos de enfriamiento o algo debajo. Tal vez en el fondo del ataúd o debajo del soporte donde se coloca para ayudar con el enfriamiento", dijo el tiktoker.

"Nuevamente, no se habrá escatimado en gastos. El proceso de embalsamamiento lo habrá realizado probablemente el mejor embalsamador de Inglaterra o de Europa, y se habrá hecho de todas las formas posibles para que haya perfección o lo más cerca posible de la perfección que uno pueda lograr", dijo. "El proceso de embalsamamiento sería muy lento. Probablemente habría durado horas", concluyó.

Tal y como recoge el Mirror, si bien el padre de la reina, Jorge VI, también fue embalsamado, la reina Victoria, que reinó entre 1837 y 1901, se negó a ser sometida a este proceso, por lo que tuvieron que esparcir carbón en el fondo del ataúd para combatir el olor y absorber la humedad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento