Los cambios de última hora en el testamento de Isabel II que afectan a Meghan Markle y a su hija Lilibet

Britain's Queen Elizabeth and Meghan Markle, Duchess of Sussex visit Storyhouse Chester to mark the official opening, in Chester, England, Thursday, June 14, 2018
Imagen de archivo de la reina Isabel II junto a Meghan Markle.
Martin Rickett / GTRES

El testamento y la fortuna de la reina Isabel II de Inglaterra son dos asuntos que han permanecido en secreto en vida de la monarca y todavía seguirá siéndolo tras su fallecimiento, que tuvo lugar el pasado 8 de septiembre. Se cree que Isabel II ha sido una de las mujeres más ricas del mundo, y la revista Forbes llegó a calcular la riqueza personal de la reina en 500 millones de dólares, teniendo en cuenta sus inversiones, arte, joyas y bienes inmobiliarios. 

Según apuntan algunos medios, Isabel II habría dejado cerrado hace tan solo unos meses, en julio, la distribución de su riqueza. Sin embargo, la monarca habría hecho algunos cambios de última hora en su testamento que afectan directamente a la esposa del príncipe Harry, Meghan Markle, así como a otros miembros de la familia real.

En concreto, algunas fuentes se han referido a la herencia en cuanto a las joyas personales de la reina. Según han apuntado, "Kate (Middleton) es claramente su nuera favorita en la familia real", por lo que ven probable que la monarca hubiese pasado su colección de joyas a la nueva princesa de Gales, dejando así fuera de la ecuación a Meghan Markle y en consecuencia a su hija Lilibet, así como también a la reina consorte Camila.

Esta exclusión de Meghan del testamento estaría motivada, según las mismas fuentes, por la decisión de los duques de Sussex de dejar la familia real, algo que no gustó nada a Isabel II.

Este movimiento ha sido también el desencadenante del distanciamiento desde hace más de un año entre los príncipes Guillermo y Harry, que el pasado fin de semana sorprendieron con una imagen de reconciliación al reaparecer acompañados por sus esposas para saludar a las personas que había congregadas en Windsor y leer los mensajes y dedicatorias que habían dejado a la reina Isabel II.

Aunque Kate Middleton sería la única beneficiaria de las joyas de Isabel II, las mismas fuentes han matizado que es posible que pudiese hacer alguna "concesión" respecto a la hija de Meghan Markle, Lilibet, para no dejarla de lado, si bien la mujer del príncipe Harry "no creo que les importe en absoluto", concluye la fuente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento