Bildarratz dice que seguirán trabajando desde el diálogo y la escucha a la sociedad en la futura Ley de Educación

El consejero de Educación del Gobierno vasco, Jokin Bildarratz, ha afirmado que seguirán trabajando desde el diálogo en la futura Ley de Educación y, de hecho, se abre nuevamente un "proceso de escucha" a la sociedad tras haber culminado el texto del anteproyecto.

En declaraciones a los medios de comunicación antes de la apertura del curso en la UPV/EHU, Bildarratz ha explicado que este miércoles se publicará en el Boletín oficial del País Vasco el anteproyecto de la Ley de Educación vasca.

El anteproyecto de Ley, que se espera aprobar en Consejo de Gobierno antes de que acabe el año, plantea una enseñanza gratuita a través de los centros financiados con fondos públicos, una educación plurilingüe con el euskera como eje.

Junto a ello, se recoge el derecho a la elección de centro y apuesta por medidas para evitar la segregación del alumnado. Además, incluye procesos de evaluación educativa que se extenderán a todos los ámbitos del sistema educativo vasco y que no solo afecta a los alumnos, sino que también contempla una evaluación de la función docente, de la función directiva y de la función inspectora y de los centros educativos

Bildarratz ha indicado que lo que se ha hecho es recoger el mandato del 7 de abril establecido por el Parlamento y se ha traducido a texto articulado ese mandato después de "decenas de comparecencias en el Parlamento y después de decenas de reuniones con los diferentes agentes".

El consejero ha señalado que, tras todo ese proceso, se ha llegado a este texto que quieren utilizar "para escuchar otra vez a la ciudadanía, a los agentes y a todos los organismos, consejos escolares o el CES" que podrán dar su opinión.

Según ha indicado, recogerán esas opiniones para que, en su momento, se pueda remitir nuevamente al Parlamento para su debate otra vez de los grupos parlamentarios, de manera que, "en su momento y, si cabe la consideración de estos grupos, ya pueda ver la luz esta ley".

Por otra parte, cuestionado por los modelos lingüísticos, que, en todo caso no vienen recogidos en esta Ley sino en la Ley del euskera por lo que se mantienen, ha manifestado que, en relación a las lenguas, se establecen dos criterios "muy claros", que son el "perfil de salida y la necesidad, a través de norma, de que cada centro establezca su proyecto lingüístico que responda a esa sociedad".

En relación a la gratuidad de la enseñanza ha asegurado que todavía "hay mucho que debatir y trabajar" y se podrá profundizar en el futuro porque hay que hablar de "vulnerabilidad, de gratuidad y son muchos elementos".

Bildarratz, que no ha querido entrar en el detalle del texto, ha querido destacar que se abre "otra vez un proceso de escucha a la sociedad" y hay que seguir trabajando "siempre desde el diálogo". "Desde el primer día que llegue dije que el diálogo iba a ser la herramienta de trabajo y va a ser el diálogo y escucha y nuestro Departamento lo está demostrando con creces", ha asegurado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento