Jennifer Lawrence explica por qué nunca llegó a terminar sus estudios de secundaria

Jennifer Lawrence
Jennifer Lawrence
Cinemanía | GTRES

En el marco del Festival de Cine de Toronto (TIFF), Jennifer Lawrence ha presentado su nueva película, Causeway, dirigida por Lila Neugebauer. Se trata de su primera cinta tras el parón que se tomó después de rodar No mires arriba, de la que se quejó recientemente que cobró menos que Leonardo DiCaprio, y en el que no solo ha descansado de la actuación, sino en el que también ha tenido su primer hijo con su esposo, Cooke Maroney.

En la promoción de la cinta ha hablado de su adolescencia, una parte importante en la vida de su personaje, y de cómo sintió muy pronto la llamada de su vocación interpretativa. Pero, además de ello, ha revelado en una conversación con Entertainment Weekly que nunca acabó sus estudios de secundaria.

En la cinta, la actriz, que nació y creció en Louisville, Kentucky, interpreta a una soldado estadounidense que vuelve a su casa en Nueva Orleans tras sufrir una lesión cerebral durante su estancia en Afganistán. Y fue precisamente la búsqueda de un significado a la palabra hogar la que le llamó a la hora de hacer la cinta, en la que además debuta como productora con su compañía Excellent Cadaver.

"Sentí algo dentro de mí cuando leí el guion, ese sentimiento instantáneo de 'necesito hacer esto'. Me identifico mucho con esa sensación de tratar de encontrar un hogar, de encontrar un objetivo [en la vida]", ha declarado Lawrence, que inmediatamente añadió: "Yo me fui de casa cuando tenía 14 años. Mi relación con mi hogar siempre fue muy difícil".

Como anteriormente, en una entrevista de 2018 para 60 Minutes, ya había hablado de lo complicada que fue para ella la etapa escolar y que no había terminado sus estudios de secundaria ("Dejé la escuela a la mitad. Soy autodidacta", confesó), no ha sido difícil atar cabos y entender que la razón por la que no tiene el diploma fue precisamente por irse del lugar donde no estaba cómoda.

La actriz afirmó que tuvo que convencer a sus padres para que la dejasen adentrarse en la interpretación si bien no se arrepentía en absoluto de su decisión. No por nada, a sus 32 años, Lawrence tiene un premio Oscar (de cuatro nominaciones) y tres Globos de Oro, de cinco nominaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento