“Lo peor de la recesión económica ha pasado, pero tenemos por delante meses difíciles para el empleo”. Así de claro ha empezado hablando esta mañana el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en su comparecencia tras el primer Consejo de Ministros después de las vacaciones.

Zapatero, que utilizó sin reservas la palabra “recesión”, dijo, sin embargo, que “esta fase de recesión es menor este semestre que la registrada en el semestre anterior” y puso como ejemplos para fomentar el optimismo los datos económicos positivos registrados en Alemania y Francia. Países cuyas economías empezaron a caer antes que la española. "Esto no quiere decir, sin embaro, que la recuperación vaya a ser inmediata", matizó.

Estoy abierto a cambiar la fecha de ayuda de los 420 euros para los desempleados“La lucha contra la crisis centra la acción del Gobierno”, continuó Zapatero; “pero hay que hacer un esfuerzo colectivo para permitir la recuperación del empleo, que es nuestro principal objetivo”.

Zapatero cree que la superación de la crisis pasa por fomentar la cohesión social por lo que está abierto a modificar la fecha de la ayuda de 420 euros para los desempleados que hayan perdido la prestación para beneficiar a más personas, de acuerdo con los sindicatos y los grupos parlamentarios. No obstante, subrayó la "dificultad" de evaluar cuántas personas podrán solicitar y acceder a esta ayuda, por lo que dijo que cualquier estimación que se haga habrá que tomarla "con muchísima cautela" independientemente de la fecha.

Actualmente los beneficiarios de dicha medida son únicamente aquellos desempleados que hayan perdido su prestación desde el 1 de agosto.

Zapatero ha anunciado también algunas medidas que el Ejecutivo va a poner en marcha para consolidar el nuevo modelo de crecimiento, como la puesta en marcha  la Ley de economía sostenible. El jefe del Ejecutivo explicó que los Presupuestos Generales del Estado para 2010 tendrán como principal objetivo la recuperación económica, pero también deben recoger una reducción del gasto público para estabilizar las cuentas y conseguir que el déficit del conjunto de las administraciones esté por debajo del 3% del PIB en 2012, como así demanda la Comisión Europea.

Subida de impuestos limitadas

En cuanto a una posible subida de impuestos, el presidente aseguró hoy que los ajustes, los cambios o las "subidas" de impuestos que el Gobierno decida serán "limitados y temporales" y recordó que la presión fiscal española está siete puntos por debajo de la media europea y que el Ejecutivo que preside "ha bajado impuestos", entre los que citó el de Sociedades o el IRPF, además de la supresión del tributo sobre el patrimonio, aunque añadió que "la política fiscal debe responder a la situación económica".

Al mismo tiempo, Zapatero, ha anunciado que comparecerá en el Congreso de los Diputados el próximo 9 de septiembre para hablar sobre la evolución económica y la situación del desempleo.

Alabanzas a Patxi López

Aunque la lucha contra la crisis económica centró la rueda de prensa del jefe del Ejecutivo, no quiso olvidarse Zapatero de los recientes logros en la lucha contra ETA. Las primeras palabras de la mañana fueron de agradecimiento, a Francia por su colaboración, a todos los partidos y en especial, al Gobierno del País Vasco, encabezado por Patxi López.

" ETA ha sufrido posiblemente el mayor golpe material en los últimos años" , dijo Zapatero, refiriéndose a la localización de catorce zulos en el sur de Francia y la incautación dede 700 kilos de explosivos; pero recordó que "ETA sigue conservando su capacidad y voluntad de matar".