El castillo de Balmoral, la residencia en la que ha muerto Isabel II y que vio nacer a una reina de España

El castillo de Balmoral.
El castillo de Balmoral.
Carlos Gámez

Enclavado a orillas del río Dee en el corazón del parque nacional de Cairngorms, en pleno concejo de Aberdeenshire (Escocia), se yergue solemne el castillo de Balmoral. Residencia privada de verano de la reina Isabel II y el duque de Edimburgo durante años, acogió los últimos momentos de la vida y el reinado de la monarca.

Balmoral fue adquirido en 1852 por la reina Victoria y el príncipe Alberto, que quedaron cautivados por el entorno después de pasar allí el verano de 1848. Una vez en su poder, decidieron erigir un nuevo edificio en una ubicación diferente para gozar de mejores vistas para sustituir al construido en 1390. El nuevo castillo fue diseñado por el propio esposo de la monarca y el arquitecto de Aberdeen William Smith.

Aunque ha recibido la calificación de castillo desde su construcción, la función principal de Balmoral es la de casa de campo propia del periodo victoriano, con rasgos del estilo escocés. En su interior, la estancia principal es la sala de baile (Castle Ballroom), que es la única accesible al público y que se usa como sala de exposiciones. 

En su interior hay obras relevantes como un reloj de sobremesa de Luis XIV coronado por una efigie de oro, el único que ha reinado durante más tiempo que Isabel II, candelabros de cerámica de Parian y unos sofás verde menta presentes durante varias décadas.

Las visitas a la sala de baile, los jardines y las inmediaciones del castillo están autorizadas entre abril y julio cada año, ya que en agosto y parte de septiembre la familia real suele estar presente en el recinto. En esos momentos, esa estancia es empleada por la monarca, a pesar de que cuenta con otras habitaciones privadas.

Los jardines se diseñaron bajo la supervisión inicial del príncipe Alberto y han sido, desde entonces, ampliados por la familia real. En su centro se eleva una cabaña que la reina Victoria usó como refugio para escribir sus diarios y responder la correspondencia de Estado. Su interior ha permanecido prácticamente intacto desde entonces.

En este castillo nació Victoria Eugenia de Battenberg, que se convirtió en reina de España desde su matrimonio con el rey Alfonso XIII.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento