Los duques de Cambridge acompañan a sus hijos en la vuelta al cole

Los duques de Cambridge y sus hijos.
Los duques de Cambridge y sus hijos.
GTRES

Hay cosas que son igual para el heredero al trono que para cualquier otro hijo de vecino: cuando llega septiembre también llega con él la vuelta al cole. Y para una familia como la de los duques de Cambridge siempre se convierte en una fecha especial, por eso no dudan en acompañar a George, Charlotte y Louis en su primer día, máxime teniendo en cuenta que ha habido cambios importantes.

Porque tanto el futuro rey como sus hermanos pequeños han empezado en un nuevo centro escolar. Tras una etapa en el colegio Thoma's Battersea, en el centro de Londres, el cambio de residencia del príncipe Guillermo y Kate Middleton a Adelaide Cottage, una casa situada en los terrenos de Windsor, ha provocado que los pequeños pasen ahora a estudiar en uno de los colegios más elitistas de Reino Unido.

Se trata del prestigioso Lambrook School de Berkshire, cuyo precio ronda los 8.000 euros por trimestre. A él han llegado los cinco miembros de la familia muy sonrientes y de la mano. Sobre todo el pequeño Louis, de cuatro años, que comenzaba por primera vez sus estudios y quien recibirá los consejos de George, de 9 años, y de Charlotte, de siete.

Los duques y sus hijos han conocido así a sus nuevos profesores y a quienes serán sus amistades los próximos años, de ahí que hayan sido recibidos por Jonathan Perry, el director del centro, quien les ha acompañado al interior para vivir, junto al resto de padres y alumnos, el acto de bienvenida, que ha durado hora y media y en el que estaban permitido hacer preguntas tanto para conocer de qué instalaciones dispone el colegio, la metodología de las clases o cómo se impartirán las materias.

Y es que Guillermo y Kate han optado por un régimen abierto para sus hijos. Es decir, que aunque el Lambrook posee régimen de internado, George, Charlotte y Louis regresarán a casa después de cada jornada, si bien el primogénito tiene como novedad este curso que recibirá clases el sábado por la mañana. Asimismo, los tres pueden apuntarse a actividades extraescolares para aprender natación, bailar claqué, tocar la gaita o interpretación.

Por último, en las fotografías se puede apreciar que los tres hermanos disponen ya del uniforme del centro: camisa blanca y pantalón azul para los chicos y, para Charlotte, un vestido con estampado de cuadros Vichy. Uno, además, que ha querido homenajear su madre con un modelo marrón muy otoñal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento