Jennifer Lawrence confiesa que sufrió dos abortos antes de convertirse en madre por primera vez

Jennifer Lawrence
Jennifer Lawrence
GTRES

El pasado mes de febrero cambió la vida de Jennifer Lawrence por completo. La actriz, de 31 años, se convirtió en madre primeriza junto a su marido Cooke Maroney. Sin embargo, no ha sido nada fácil para ella llegar hasta este momento, tal y como ha desvelado ahora para la revista Vogue.

La intérprete de Los juegos del hambre ha confesado que sufrió dos abortos involuntarios antes de tener a su hijo. El primero de ellos llegó cuando tenía tan solo 20 años. Ella estaba convencida de interrumpir el embarazo. Sin embargo, eso llegó de manera inesperada y sin provocarlo.

El otro aborto lo sufrió ya estando casada. Ella y su pareja querían tener un hijo y, cuando por fin estaba embarazada, lo perdió. Por esa razón tuvo que someterse a un tratamiento D y C, es decir, un procedimiento quirúrgico para extraer tejido del útero.

Lawrence está a favor de la maternidad deseada, por lo que apoya el aborto cuando hay mujeres con pocas opciones, por ejemplo. "Recuerdo haber pensado un millón de veces en ello mientras estaba embarazada. Pensando en las cosas que le estaban pasando a mi cuerpo. Y tuve un gran embarazo. Tuve un embarazo muy afortunado. Pero cada segundo de mi vida era diferente. Y a veces se me ocurría: '¿Y si me obligaran a hacer esto?", afirmó en la revista.

Además, Jennifer, que reveló que su  niño se llama Cy, contó otra anécdota sobre la maternidad. "Recuerdo haber paseado con una de mis mejores amigas a los nueve meses y decir: 'Todo el mundo dice que voy a querer más a mi bebé que a mi gato'. Pero eso no es cierto. Tal vez lo ame tanto como a mi gato'... la mañana después de dar a luz, sentí que toda mi vida había vuelto a empezar. Como si ahora fuera el primer día de mi vida. Me quedé mirando. Estaba tan enamorada".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento