Rocío Carrasco le saca los colores a Lydia Lozano por no comprobar sus informaciones: "A mí no me llamaste"

Lydia Lozano, en el plató de 'En el nombre de Rocío'.
Lydia Lozano, en el plató de 'En el nombre de Rocío'.
Mediaset

El capítulo 3 de En el nombre de Rocío, la segunda temporada de Rocío, contar la verdad para para seguir viva, vio la luz este martes 6 de septiembre en Telecinco. 

La docuserie ya se puede ver al completo en la plataforma de pago de Mediaset España, pero fue la primera vez que se proyectó en abierto. Y se hizo junto a las valoraciones de Rocío Carrasco en compañía de la debutante Sandra Barneda, que tomó el testigo de Carlota Corredera, y de otros colaboradores.

Entre ellos estuvo Lydia Lozano, quien al principio le preguntó a Rocío Carrasco si todo lo que había vivido junto a su padre, Pedro Carrasco, y a Raquel Mosquera, era una mentira. "¿Todo lo que he vivido al lado de tu padre, y en este caso, al lado de Raquel Mosquera, es mentira?", preguntó. 

Esto desembocó en un tenso momento entre Lozano y Carrasco, donde esta última le reprochó, una vez más, que no contrastase las informaciones que le llegaban, tal y como ya hizo durante la emisión de Rocío, contar la verdad para seguir viva.

La periodista contó que tenía muy buena relación con ellos y que había hecho varios viajes y reportajes en su compañía y se mostró sorprendida ante la versión de Carrasco, muy crítica con Raquel Mosquera. Entonces, Lozano dijo que este miércoles, al día siguiente de ver el capítulo, llamaría a la peluquera para pedirle explicaciones por sus supuestas mentiras.

"Yo no sé lo que has vivido. Yo sé lo que has vivido conmigo, lo que tú has vivido con mi padre... llámala, a ver si te lo coge. A mí, desde luego, no me llamaste cuando ella te mintió", respondió Carrasco con acidez, dejando en evidencia a Lozano. 

"Estabas en otro mundo", se defendió la periodista, en alusión a la época en la que Carrasco estuvo aislada a consecuencia de los problemas psicológicos derivados del maltrato de Antonio David Flores

Ya al final del programa, Lozano se vio en las mismas por no haberle pedido unos documentos a Raquel Mosquera sobre la cuantía económica que había recibido del legado de Pedro Carrasco; y esta vez tanto Sandra Barneda como Paloma García-Pelayo se sumaron a la crítica a la praxis de la colaboradora de Sálvame diario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento