Francisco Correa
Francisco Correa. ARCHIVO

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) revisará este viernes la puesta en libertad de Francisco Correa, el supuesto 'cerebro' del caso Gürtel, después de que el Tribunal de Madrid haya anulado el auto de prisión por no convocarse la vista previa en la que las partes debían exponer sus argumentos sobre la prisión provisional del imputado, informaron fuentes consultadas por Europa Press.

El abogado de Correa cree que debería salir de la cárcel porque tiene que cuidar a su hermano minusválido

De este modo, la Sala celebrará a las 11.00 horas una vista en la que se resolverá el recurso de apelación presentado por la defensa del empresario contra el auto de prisión dictado el pasado 17 de julio que denegó su puesta en libertad. A la vista acudirán las partes, sin la presencia del propio Correa.

El abogado de Correa defiende que su cliente debería estar libre por su delicado estado de salud con motivo de la depresión que sufre desde su encarcelamiento el pasado 12 de febrero. Además, argumenta que debería salir de la cárcel porque tiene que cuidar de su hermano, quien sufre una minusvalía.

Según las mismas fuentes, los magistrados han revocado el auto de prisión por un error en la transcripción porque "la Sala acordó señalar día y hora para la deliberación del recurso, cuando procedía señalar día y hora para celebrar la vista", tal y como había solicitado el letrado de Correa.

El presunto líder de la trama de corrupción ingresó en la prisión de Soto del Real el pasado 12 de febrero por orden del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. El pasado 30 de abril, el instructor del TSJM acordó mantener su prisión al imputarle los delitos de asociación ilícita, fraude fiscal, blanqueo de capitales, cohecho, tráfico de influencias y falsedad.

Riesgo de fuga

La defensa de Correa recurrió en reforma el auto de prisión, reclamando la libertad de su patrocinado. La Sala desestimó su petición en un nuevo auto de prisión. Tras ello, su abogado interpuso un recurso de apelación contra esta resolución, la cual fue también desestimada en un auto dictado el pasado 17 de julio. Esta última resolución ha sido ahora revocada por la Sala de lo Civil y Penal.

Pedreira exponía en el auto ahora anulado que denegaba la libertad de Correa al existir riesgo de fuga y de destrucción de pruebas. El magistrado entendía que la prisión preventiva era la única medida cautelar que podía adoptarse en relación al empresario para asegurar la investigación y evitar la "destrucción de evidencias".

El instructor del Tribunal de Madrid alegaba que había indicios bastantes para afirmar "de forma contundente" que existe riesgo objetivo y real de sustracción a la Justicia por parte del imputado.