Un médico vuelve al tanatorio a certificar la muerte de un fallecido por su "buen color"

  • Un marcapasos en funcionamiento era la causa de su buen aspecto.
  • El hombre había fallecido de un infarto en un hospital de Lorca.
  • El facultativo confirmó la muerte del hombre.

La familia de un fallecido pidió la presencia de un médico en el tanatorio de Lorca, donde velaban el cuerpo, para que certificara de nuevo su muerte, al detectar que el hombre mantenía un color rosado y que con el paso de las horas no presentaba la lividez propia del óbito. Por ello, requirieron, a través de un teléfono de emergencias policial la presencia de un médico que reconociera a su ser querido.

El hombre de unos 70 años falleció a consecuencia de un infarto en un hospital de Lorca, desde donde los servicios funerarios trasladaron el cadáver al tanatorio Blaymar, para ser velado por la familia.

El médico que acudió a la llamada confirmó efectivamente la muerte y que el color que presentaba se debía a que portaba un marcapasostodavía en funcionamiento, por lo que los impulsos eléctricos que enviaba le hacían mantener un cierto buen color.

Fuentes del tanatorio Blaymar han confirmado que en los 40 años que prestan servicios funerarios es la primera vez que ocurre un caso como éste en sus instalaciones. También han señalado que el facultativo que acudió a la llamada de la familia tampoco había sido requerido en ninguna ocasión anterior para hacer una comprobación similar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento