El incendio en Portugal cuyo humo llega hasta Madrid se reactiva y está fuera de control

Un bombero lucha por apagar las enormes llamas de un incendio forestal cerca de Boavista (Portugal).
Un bombero lucha por apagar las enormes llamas de un incendio forestal cerca de Boavista (Portugal).
Paulo Novais / EFE

El incendio que volvió a reactivarse el lunes en el parque natural de Serra da Estrela, en el centro de Portugal, obligó este martes a realizar más evacuaciones en aldeas y dejó a dos bomberos heridos leves, mientras las autoridades confían en controlar las llamas "en los próximos dos días". El fuego se desató el 6 de agosto y fue dado como dominado ocho días después, pero este lunes volvió a reactivarse con tres nuevos focos que obligaron a retomar el combate. El humo ha llegado incluso hasta Madrid.

"Esperamos dar el fuego como dominado en los próximos dos días", señaló el comandante nacional de Protección Civil luso, André Fernandes, quien explicó que quieren aprovechar la mejoría de las condiciones meteorológicas prevista para ese período. El incendio está "bastante fragmentado" y afecta a una zona de montaña de difícil acceso, aunque se espera que durante la noche el viento "pierda intensidad" y favorezca las labores de combate, refirió.

La tarde de este martes trabajaban en Serra da Estrela -a unos 50 kilómetros de la frontera con España- casi 1.300 bomberos, más de 400 vehículos de extinción terrestre y 17 medios aéreos. Las llamas, que en los últimos diez días se extendieron por cinco municipios, se acercaron este martes a la aldea de Orjais, donde se realizaron algunas evacuaciones.

Desde que empezó el pasado 6 de agosto, el incendio ha dejado tres heridos graves -bomberos que sufrieron un accidente el jueves-, 21 leves y 39 personas asistidas en acto de operaciones.

Este martes se produjo otro accidente con un camión de bomberos que acudía a sofocar las llamas, en el que hubo dos heridos leves. Cuando Protección Civil lo dio por dominado este sábado, el incendio había afectado 14.757 hectáreas, según cifras provisionales.

Los datos más recientes del sistema de vigilancia europeo Copernicus apuntan a que el fuego ha arrasado más de 23.000 hectáreas. La dirección y la fuerza del viento provocaron que el humo de Serra da Estrela cruzase la península ibérica y se hiciese sentir en Madrid, donde el centro de emergencias 112 recibió hoy 360 llamadas de ciudadanos alertados por el olor.

Portugal continental sufre desde hace más de un mes una ola de incendios que no da tregua a las autoridades, que deben contrarrestar además de los efectos de una climatología adversa. El informe más reciente del Instituto de Conservación de la Naturaleza y los Bosques (ICNF, por sus siglas en portugués) recoge que este año, hasta el 31 de julio, los incendios calcinaron 58.354 hectáreas de masa forestal.

El área quemada es un 59% mayor que la medida anual de los diez años anteriores. Las autoridades portuguesas han detenido este año a 119 personas sospechosas del crimen de incendio forestal, según declaró este domingo el ministro de Administración Interna luso, José Luís Carneiro, a medios locales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento