Enésimo choque entre el Gobierno y el PP por el CGPJ: Sánchez revela que hubo acuerdo con Casado para la renovación y Génova lo niega

Archivo - Arxiu - El president del Govern, Pedro Sánchez, i el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, se saluden en una sessió plenària al Senat
Saludo entre Sánchez y Feijóo.
Ricardo Rubio - Europa Press

Más de 1.300 días. Ese es el tiempo que lleva sin renovarse el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y ese bloqueo lleva a choques constantes entre el Gobierno y el PP. Se ha dado, de hecho, otro más. ¿Por qué? Porque el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, aseguró este martes que hay un pacto heredado de la época de Pablo Casado para renovar la cúpula órgano y por ello ha reiterado sus demandas de responsabilidad al principal partido de la oposición para que cumpla "con lo firmado, con la ley y con la Constitución, que se tiene que cumplir del primero al último de sus artículos". En cambio, Génova niega ese pacto.

Sánchez tiró de lamentos. Aseguró que "no hay precedentes en Europa ni en la historia democrática española" en lo referente al gobierno de los jueces. "Esta actitud obstruccionista de bloqueo, de decir no a todo y, sobre todo, de no renovación de uno de los principales poderes de la democracia no tiene precedentes", reiteró el jefe del Ejecutivo. El presidente ha destacado además que el Gobierno "tiende la mano" y está dispuesto a renovar el CGPJ "mañana mismo", por lo que ha reiterado su petición al PP de que cumpla con la Carta Magna y con los acuerdos que se alcanzan, esté quien esté al mando de los partidos.

La actual dirección de los populares no tardó en responder. Así, el vicesecretario de Coordinación Autonómica y Local del PP, Pedro Rollán, ha acusado al Gobierno de lanzar una "cortina de humo" y de "trilerismo político" al "filtrar" ese supuesto acuerdo entre el Ejecutivo y la anterior dirección del partido, en tiempos de Pablo Casado. Nadie de ese equipo se ha pronunciado sobre estas afirmaciones.

Rollán se ha preguntado por qué ha esperado casi un año el Gobierno para difundir un documento al que el mismo Ejecutivo no daba ningún valor y suscrito con anterioridad a la llegada de Alberto Núñez Feijóo al liderazgo del PP. "El Gobierno prefirió no dar validez alguna a ese documento que ahora son los diez mandamientos", ha ironizado Rollán, que no duda de la existencia de ese documento, aunque asegura haberlo conocido a través de los medios de comunicación.

El dirigente de la principal formación de la oposición recalcó que la actual cúpula del PP ya entregó al Gobierno su propia propuesta para renovar el CGPJ y sigue "con la mano tendida" pese a los "insultos y las descalificaciones". No dudó en lanzar otro dardo contra Sánchez. "Es muy difícil tomar en serio a este Gobierno", lamentó.

Roces también en el plano energético

Tampoco hay sintonía Moncloa-Génova en otras áreas. Y es que Sánchez pidió también responsabilidad al PP en lo que se refiere a las medidas de ahorro energético, para lo que ha pedido el espíritu de unidad que se vivió en La Palma tras la erupción volcánica ya que, ha continuado, España está siendo solidaria con sus socios europeos frente "al chantaje de Putin".

El presidente del Gobierno está seguro de que "España tiene mucho que aportar para que otros países europeos puedan reducir la dependencia energética del gas ruso y en cuanto a la petición alemana de que haya una conexión desde suelo español, es algo que "España ha venido reclamando a Europa desde hace mucho tiempo", recordó.

El jefe del Ejecutivo reiteró que la situación energética y la inflación está relacionada con la guerra de Ucrania y subrayó que aunque España no es de los países más afectados por el "chantaje energético" de Putin, "debemos ser solidarios con nuestros socios europeos". En este sentido, recoge el guante de otros Estados miembros: "Lo seremos aún más cuando mejoremos las interconexiones porque contamos con un tercio de la capacidad regasificadora del conjunto de la Unión Europea".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento