El fuego obliga a desalojar una urbanización en Ávila tras calcinar 1.000 hectáreas

El último parte del fuego es desolador. Según el director técnico de extinción, Ángel Iglesias, la situación del incendio que afecta a los montes de Santa Cruz del Valle, en Ávila, es preocupante. No tanto por su extensión, de momento, sino por los múltiples frentes que se han desarrollado en las últimas horas por el calor, la orografía y la cantidad de combustible forestal de la zona.
El último parte del fuego es desolador. Según el director técnico de extinción, Ángel Iglesias, la situación del incendio que afecta a los montes de Santa Cruz del Valle, en Ávila, es preocupante. No tanto por su extensión, de momento, sino por los múltiples frentes que se han desarrollado en las últimas horas por el calor, la orografía y la cantidad de combustible forestal de la zona.
El último parte del fuego es desolador. Según el director técnico de extinción, Ángel Iglesias, la situación del incendio que afecta a los montes de Santa Cruz del Valle, en Ávila, es preocupante. No tanto por su extensión, de momento, sino por los múltiples frentes que se han desarrollado en las últimas horas por el calor, la orografía y la cantidad de combustible forestal de la zona.
Atlas

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández, ha dado orden de desalojar este domingo, "como medida preventiva", la urbanización "El picadero", situada en el término municipal de Pedro Bernardo, uno de los afectados por el incendio de Santa Cruz del Valle

La urbanización que se ha ordenado desalojar la componen en torno a una docena de viviendas situadas a unos 6 kilómetros del casco urbano, según han confirmado a Efe fuentes de la Administración autonómica.

Este incendio, cuyas primeras estimaciones se calcula que ha arrasado unas 1.000 hectáreas, puede haber sido provocado, según han apuntado varios responsables del operativo, el alcalde de Santa Cruz del Valle, Enrique Rodríguez, y José Francisco Hernández, quien ha señalado este domingo que el fuego ha sido "claramente intencionado, en la peor zona posible".

El director técnico de extinción, Ángel Iglesias, ha señalado que este incendio está viendo dificultadas las labores de extinción por las constantes reproducciones, que en ocasiones ha obligado a parte del operativo a retirarse de la zona para poner en peligro sus vidas.

"Estamos mal. No hemos conseguido cumplir los objetivos que teníamos", ha reconocido Iglesias, después de una tercera jornada muy complicada, en la que el operativo ha aumentado hasta los más de 500 efectivos terrestres y los 33 medios aéreos, cuya labor se ha visto dificultada en algunos momentos por el humo.

Aunque ha señalado que la situación "no está tan mal" como a primera hora de este domingo, Iglesias ha apuntado que las constantes reproducciones han impedido "estabilizar todo el perímetro". Este domingo uno de los integrantes del operativo ha sufrido un golpe de calor, sumándose a los dos compañeros que corrieron la misma suerte el sábado y a un brigadista que esa misma jornada tuvo un esguince de rodilla.

Además, esta tarde ha tenido que ser cortada al tráfico la AV-922, entre el kilómetro 0,000, dentro del término municipal de Mombeltrán, en el Barranco de las Cinco Villas, y el kilómetro 32,700, en el municipio de Pedro Bernardo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento