El Banco de Inglaterra trata de contener la elevada inflación con la mayor subida de tipos en 27 años

Vista de la fachada del Banco de Inglaterra en Londres.
Vista de la fachada del Banco de Inglaterra en Londres.
EFE

El Banco de Inglaterra subió este jueves los tipos de interés en el Reino Unido del 1,25 % al 1,75%, el nivel más alto desde diciembre de 2008, debido al continuo incremento de la inflación interanual, que está en el 9,4%. Es, además, la mayor subida en 27 años. El alza, ampliamente esperada por los analistas, responde al ascenso de los precios por la reactivación económica tras la pandemia, la guerra en Ucrania y el incremento del coste de la energía.

Al término de su reunión, el Comité de Política Monetaria del banco emisor inglés optó por este nuevo aumento, mientras que la entidad alertó de una prolongada recesión en el Reino Unido. El comité, integrado por nueve miembros, votó ocho a uno a favor del incremento del precio del dinero al 1,75%. También consideró el comité -cuyo objetivo es mantener la inflación en torno al 2%- que estaba "justificada" una medida contundente por los precios de la energía, informó la entidad.

"En general, un ritmo más rápido de endurecimiento de las políticas en esta reunión ayudaría a llevar la inflación de regreso al objetivo del 2% de manera sostenible en el mediano plazo, y a reducir los riesgos de un ciclo de endurecimiento más extenso y costoso más adelante", agregó el Banco.

La entidad subrayó que los precios mayoristas del gas se han duplicado prácticamente desde mayo, debido a la decisión de Rusia de restringir el suministro de gas en Europa y el riesgo de más restricciones.

"A medida que esto se traslade a los precios minoristas de la energía, exacerbará la caída de los ingresos reales de los hogares del Reino Unido y aumentará aún más la inflación", agrega. La entidad estimó que el Producto Interior Bruto (PIB) del país crecerá este año el 3,5%, por debajo del 3,75% pronosticado meses atrás, mientras que en 2023 habrá una contracción del 1,5% y el año siguiente esa contracción será en torno al 0,25%.

El gobernador del banco, Andrew Bailey, dijo en rueda de prensa que los riesgos actuales son "excepcionales". "La fuente de estos riesgos y el impulsor de estas revisiones sobre nuestro pronóstico desde mayo son, de manera abrumadora, los precios energéticos y las consecuencias de las acciones de Rusia", señaló el gobernador de la entidad.

Asimismo, el banco pronostica un mayor aumento de la inflación, que puede trepar al 13% en el último trimestre del año y que se mantenga en niveles elevados durante 2023, aunque se espera que después tienda a la baja. La entidad proyecta que el Reino Unido entre en una larga recesión -que puede prolongarse más de un año- a partir del último trimestre, mientras que estima que los ingresos reales de los hogares caigan rápidamente este año y en 2023.

Así, los ingresos reales de los hogares caerán -según pronostica el banco- este año un 1,5% y el año próximo un 2,25%. Tras conocerse el alza de los tipos, la libra esterlina bajaba un 0,05% frente al dólar hasta 1,211 dólares y retrocedía un 0,5% frente al euro hasta situarse en 1,189 euros.El aumento de los tipos se conoció después de que el regulador del sector energético británico, Ofgem, informase de que las facturas de la energía cambiarán cada tres meses, a fin de evitar fuertes choques en los precios. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento