El 'hombre de las flores' era en realidad una mujer moderna con una deformidad

Varios científicos han encontrado evidencias de que el pequeño ‘hombre de las flores’, un especimen de menos de un metro de alto y supuestamente más de 18.000 años, no es lo que parecía, según publica la BBC.
La portada de la revista Nature cuando se anunció el descubrimiento del "Hombre de Flores".
La portada de la revista Nature cuando se anunció el descubrimiento del "Hombre de Flores".
Archivo

Sus investigaciones parecen indicar que el esqueleto de una mujer de menos de un metro de alto encontrado en la isla de las Flores en 2004 era en realidad una mujer moderna con algún tipo de enfermedad. Este descubrimiento se hizo público en el programa BBC Horizon este miércoles.

Los descubridores de ‘el hombre de las Flores’ aseguraban que era una nueva especie humana caracterizada por su pequeña talla fruto de un proceso evolutivo aislado en la remota isla de Las Flores. Este descubrimiento revolucionó el mundo científico en 2004.

Los antropólogos australianos que lo descubrieron sugerían que el ‘hombre de las Flores’ era un descendiente del Homo erectus que llegó a la isla de Las Flores hace un millón de años. Alejado del resto del mundo durante este tiempo, evolucinó en esta pequeña estatura, como los elefantes pigmeos que se supone que cazaba.

Las sofisticadas herramientas de piedra encontradas en los alrededores del lugar donde se halló, sugerían que no eran poco inteligentes, aún cuando su cerebro no era mayor que el de un chimpancé.

La clave está en el cerebro

 

Recientemente el antropologo indonesio, Teuku Jacob, lanzó la teoría de que, en realidad, el ‘hombre de las flores’ era una mujer moderna que sufría microcefalia. Este desorden se caracteriza por la existencia de un cerebro pequeño, pero también por deformaciones en el rostro y la mandíbula. Algunos científicos creen que estos síntomas podrían hacer parecer primitiva a una mujer moderna, en términos evolutivos.

El profesor Bob Martin, uno de los miembros del equipo que ha desarrollado esta nueva teoría, considera que el cerebro del ‘hombre de las flores’ es “erróneamente pequeño” y que contradice las leyes fundamentales de la biología. “Lo que dice esta ley es que si tu cuerpo tiene la mitad del tamaño normal,  el tamaño de tu cerebro solo puede ser un 15% más pequeño que uno normal” ha explicado.

“Así que si tu cuerpo es la mitad de lo normal, tu cerebro no puede ser la mitad de uno normal. Sería mucho más grande que eso”, dice.

Según los científicos, su cerebro debería ocupar 750 centímetros cúbicos, y solo ocupa 400
Asumiendo que el ‘hombre de las flores’ es una evolución del
Homo erectus, el profesor Martin ha intentado descubrir cómo debería ser su cerebro. Si un Homo Erectus mide 1.75 metros y su cerebro ocupa 990 centímetro cúbicos, un ‘hombre de las flores’, que mide un metro, tendría un cerebro que ocuparía 750 centímetros cúbicos. Pero el del esqueleto encontrado ocupa, tan solo, 400 centímetros cúbicos.

El equipo que encontró al ‘hombre de las flores’ ha descubierto más restos humanos. En concreto una mandíbula con las mismas características que las del pequeño hombre. Según la nueva teoría, “tendríamos una población enferma, como una especie de colonia de leprosos, que vivió en la isla hace 18.000 años. La probabilidades de que esto sea así son casi inexistentes”, bromea uno de los descubridores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento