Incendios en Atenas
Dos voluntarios intentan apagar las llamas en Dioni, a 12 kilómetros al norte de Atenas EFE/Orestis Panagiotou

Los incendios que en los últimos días han calcinado 31.000 hectáreas de bosque y más de 150 viviendas, lo que ha obligado a miles de personas a huir, al noroeste de Atenas ya están controlados y los bomberos se disponen a intentar extinguir las llamas.

El Gobierno griego, duramente criticado por su gestión de los incendios, que a todo el mundo en el país recordaban a los de hace dos años que acabaron con la vida de 65 personas, asegura que los fuertes vientos en la región del Ática han dificultado los trabajos de los bomberos. El Gobierno ha sido duramente criticado por su gestión de los incendios

"Si lo que ha ocurrido en Ática es lo mejor que el Gobierno puede hacer, entonces está claro que necesitamos sustituirlo urgentemente", considera el diario liberal 'Ethnos' en su editorial de hoy, ejemplificando la sensación general de la opinión pública griega.

"Errores y deficiencias fatales", se lee en el titular de primera página del rotativo conservador 'Kathimerini', tradicionalmente afín al Gobierno conservador del primer ministro Costas Karamanlis. En este sentido, recuerda que las autoridades se comprometieron a no repetir los errores de los incendios de 2007 en el Peloponeso.

Ahora, un portavoz de la brigada de bomberos ha confirmado que "no quedan frentes del fuego en Ática, pero las fuerzas continúan allí en caso de que se reaviven las llamas". Un fiscal ha abierto una investigación para esclarecer si los incendios fueron obra de pirómanos.

Ayuda internacional

  • Turquía y Chipre también han anunciado el envío de aviones cisterna, para unirse a los que ya están operando y a los 900 soldados y bomberos que luchan contra el fuego al noroeste de Atenas.

Desde el Gobierno griego se reconoció que la situación es "seria y difícil" debido al viento, mientras que la oposición y los ecologistas acusaron al Ejecutivo conservador de falta de prevención y de no disponer de un plan efectivo para combatir los incendios.

De momento, las autoridades no han facilitado datos oficiales de heridos, aunque los medios locales informaron de que un bombero sufrió lesiones en un pie y de que varias personas fueron atendidas en hospitales por problemas respiratorios.