Barcelona prohibirá que las tiendas de alimentación del 'Triángulo Golfo' abran por la noche para evitar botellones

Grupos de jóvenes en el Triángulo Golfo del Poblenou.
Grupos de jóvenes en el Triángulo Golfo del Poblenou.
MIQUEL TAVERNA
Grupos de jóvenes en el Triángulo Golfo del Poblenou.

El Ayuntamiento de Barcelona ha decidido prohibir que las tiendas de alimentación situadas en el conocido como 'Triángulo Golfo' del Poblenou abran la mayoría de noches. Esta restricción horaria, que irá desde las 22 horas hasta las 7, se aplicará de miércoles a domingo, en días festivos y en vísperas de festivo con el objetivo de prevenir los botellones.

El consistorio pretende, así, evitar las molestias que se generan en esta zona de ocio nocturno, principalmente por el ruido, que afectan al descanso y a la salud de los vecinos. De hecho, este 'Triángulo lúdico' es uno de los 11 puntos en los que, tras analizar los sonómetros instalados, se ha confirmado un nivel de ruido nocturno que excede el límite permitido.

El cierre de estos establecimientos por la noche es una iniciativa impulsada por el Distrito de Sant Martí. El decreto ha sido aprobado de forma inicial y entrará en vigor este mes de agosto, una vez haya pasado el trámite de exposición pública y de aprobación definitiva. La medida se aplicará en el lado Besòs de la avenida Meridiana y en ambos lados de las calles Tànger, la Llacuna, Pallars, Badajoz, Pujades y Marina.

Esta prohibición afectará, así, a todos los establecimientos comerciales -tanto a los que ya están abiertos como a los que abrirán en el futuro- con una oferta orientada especialmente a productos de compra cotidiana de alimentación, de venta personalizada o en régimen de autoservicio.

La medida se enmarca en las actuaciones que ya está desplegando el Distrito de Sant Martí sobre esta zona de ocio nocturno para paliar los efectos que su actividad tiene en el entorno y que son motivo de queja y denuncias por parte de los vecinos de la zona.

Por ejemplo, desde el pasado enero, la Guardia Urbana de Barcelona lleva a cabo un despliegue nocturno junto a los Mossos d'Esquadra en esta zona. Estas actuaciones se realizan en dos franjas horarias: una de 22 a 3 horas, con agentes uniformados y de paisano para controlar las aglomeraciones y poner denuncias, y la otra de 3 a 6 horas, con intervenciones "de un nivel más elevado" y de acompañamiento a los servicios de limpieza.

Además, el Ayuntamiento puso en marcha la 'mesa por una noche cívica y segura', donde se aborda el uso intensivo del espacio público en horario nocturno y se trabaja para encontrar soluciones de forma conjunta con asociaciones de vecinos, entidades locales de ocio nocturno, asociaciones de jóvenes, el Síndic de Barcelona y los cuerpos policiales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento