Barcelona hará una campaña contra la sumisión química en el ocio nocturno

Dos jóvenes entrando a la sala Razzmatazz de Barcelona en la primera noche de reapertura del ocio nocturno.
Dos jóvenes entrando a una sala de fiestas.
ACN
Dos jóvenes entrando a la sala Razzmatazz de Barcelona en la primera noche de reapertura del ocio nocturno.

El Ayuntamiento de Barcelona impulsará una campaña de divulgación contra la sumisión química, y lo hará en colaboración con el sector del ocio nocturno y de la restauración. Así lo han acordado este miércoles los grupos de gobierno (BComú y PSC) y JxCat en la comisión de Seguridad.

La sumisión química es la anulación de la voluntad de la víctima mediante la administración de fármacos, drogas o cualquier otra substancia natural o química con la voluntad de cometer un delito, mayoritariamente contra la libertad sexual.

 Según el portavoz de JxCat Jordi Martí Galbis, se trata de una "problemática que crece en la ciudad, que afecta a mucha gente, especialmente mujeres, y que no se detiene". 

Entre enero de 2021 y junio del 2022, los Mossos d'Esquadra recogieron un total de 288 casos, y Barcelona fue la región donde más se detectaron, concretamente 72. En Cataluña se pone una denuncia cada dos días por violencia sexual con sumisión y/o vulnerabilidad química, unos datos que año tras año van en aumento. 

El Hospital Clínic de Barcelona, uno de los centros de referencia en este ámbito, atendió en 2021 a cerca de 500 personas, la mayoría mujeres, víctimas de la violencia sexual. Un 31,4% de estos delitos fueron cometidos bajo la sumisión química de la víctima.

"Estamos ante una lacra social, y unos datos que nos tememos que son la punta del iceberg de la realidad, porque también sabemos que hay una cifra oculta porque o no se denuncian o los efectos de los químicos desaparecen pronto y existen dificultades para identificar que estas personas hayan sido drogadas, y estos delitos quedan impunes", ha dicho el concejal de Junts. 

Martí Galbis ha explicado que Guardia Urbana, los Mossos y los cuerpos de seguridad están realizando su trabajo, pero aumenta también la preocupación en el sector del ocio nocturno, la restauración y entre los responsables de otros espacios más privados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento