La OTAN 'modifica' la ensaladilla rusa del menú de la cumbre tras una avalancha de bromas en redes

Imagen de archivo de un plato de ensaladilla rusa.
Imagen de archivo de un plato de ensaladilla rusa.
PIXABAY

Una verdadera avalancha de bromas en redes sociales ha 'obligado' a la organización de la cumbre de la OTAN en Madrid a cambiar el nombre a uno de los platos más solicitados en la cafetería del centro de prensa después de que, a través de él, Rusia se 'colara' en la cita de los líderes de la Alianza Atlántica. La famosa ensaladilla rusa. 

Lo cierto es que, una vez modificado, las bromas han continuado porque los periodistas han vuelto a la carga en Twitter y otras plataformas haciendo todo tipo de chascarrillos por un cambio que se producía justo cuando la OTAN redefinía su relación con Rusia, que ha pasado de ser "socio estratégico" a convertirse en la "más significativa y directa amenaza".

Un cambio habitual

No es la primera vez que este modesto y popular plato de patata y verduras cocidas, aceitunas, atún en conserva y mayonesa sufre un cambio de nombre por razones políticas, ya que durante unos años de la posguerra española fue rebautizada como "ensaladilla nacional". Siempre que hay problemas con Rusia lo paga la ensaladilla.

Más acertado estuvo durante esta cumbre el chef José Andrés, quien en el menú que preparó para los ministros de Exteriores y de Defensa de los miembros de la OTAN en la cena del martes, evitó la polémica sirviendo una "ensaladilla Kiev".

Quejas sobre el precio de la cafetería

Durante esta semana también ha habido espacio para denuncias "más serias", sobre todo entre los informadores españoles, a cuenta de los "desorbitados precios" de la cafetería en la sede de la cumbre, donde el menú del día costaba 20,35 euros, mientras en la capital ronda los 13 euros.

Pero no solo el menú del día ha sobrepasado con creces incluso el dato de la inflación de junio publicado el miércoles -del 10,2 %-, ya que una botella de agua mineral costaba 2,75 euros, un café solo, 2,50 y, con leche subía hasta los 2,90 euros. Informadores de Al Jazeera (Catar) y NHK (Japón) coincidían con sus colegas españoles en quejarse del alto precio del menú e incluso de la calidad: "not good".

Casi 2.000 periodistas de más de cuarenta países han seguido durante estos dos días una cumbre "histórica para España y la OTAN", según Pedro Sánchez, que se ha celebrado con total normalidad en medio de un dispositivo de seguridad sin precedentes en Madrid.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento