El Orgullo no tendrá barra libre de ruido pero sí podrá superar los niveles máximos

  • El área de Medio Ambiente prepara una autorización para modificar y ampliar los límites sonoros durante el MADO.
  • "Siempre estableciendo un valor máximo para proteger el descanso de los vecinos frente al ruido".
Manifestación del Orgullo LGTBI en Madrid
Manifestación del Orgullo LGTBI en Madrid
Europa Press

La celebración del Orgullo LGTBI no tendrá la barra libre de ruido, como ocurrió bajo el mandato de Manuela Carmena. Lo que hará el Gobierno de Almeida y Villacís es permitir que se amplíen los límites sonoros durante los conciertos del MADO y la manifestación, tal y como se ha permitido desde tiempos de Gallardón. 

El Ayuntamiento ultima una autorización para modificar y ampliar los límites sonoros establecidos en la normativa en el lugar y durante el tiempo en que se celebren los actos del Orgullo. Claro que, "siempre estableciendo un valor máximo para proteger el descanso de los vecinos frente al ruido", informa el área de Medio Ambiente y Movilidad, que aprobará el texto en los próximos días.

Porque, tal y como recuerdan desde el área de Borja Carabante, la celebración de actos en el medio ambiente exterior con la utilización de equipos de amplificación sonora está regulada en el artículo 19 de la Ordenanza de Protección contra la Contaminación Acústica y Térmica, que establece en su punto 1 que el Ayuntamiento "podrá autorizar, por razones de interés general o de especial significación ciudadana o con motivo de la organización de actos con especial proyección oficial, cultural, religiosa o de naturaleza análoga, la modificación o suspensión con carácter temporal de los niveles máximos de emisión sonora establecidos en el artículo 15, a petición de sus organizadores, y en relación con las zonas afectadas, previa valoración de su incidencia acústica".

Madrid comenzó a conceder en 2008 las autorizaciones para la superación de los límites sonoros para la celebración del MADO, tal y como establece y permite la normativa del ruido. "Este año, se modificarán tales límites del mismo modo. Solo se suspendieron esos límites con el gobierno de Ahora Madrid durante los años 2016, 2017, 2018 y 2019, dejando desprotegidos a los vecinos frente al ruido", señalan desde Cibeles.

Esta decisión, la de solo modificar los límites, choca con la petición de la oposición, incluso, de Ciudadanos. En el Pleno del pasado 28 de junio, todos los grupos municipales, a excepción de PP y Vox, votó a favor de "la exención, por parte de la Junta de Gobierno, de los niveles sonoros máximos recogidos en la Ordenanza de Protección contra la Contaminación Acústica y Térmica (OPCAT), en los días y horas de celebración del pregón, los conciertos y la manifestación del Orgullo de Madrid". Finalmente, al no ser vinculante, no se llevará a cabo.

"Estamos completamente de acuerdo en que hay que conciliar el descanso de los vecinos con el Orgullo, de ahí que enmendáramos la propuesta presentada en el Pleno, donde delimitábamos no solo espacios, sino los horarios", dice Mar Espinar quien se pregunta "qué pinta la vicealcaldesa, que se compromete con los colectivos y no solo no consigue materializar las promesas, sino que además no da la cara".

La guerra por la bandera arcoíris llega a la Fiscalía

También este jueves, la portavoz de Recupera Madrid, Marta Higueras, ha presentado una denuncia ante la Fiscalía "contra toda la Junta de Gobierno y las personas que tienen responsabilidad de incumplir los acuerdos del Pleno". Lo ha presentado como activista y miembro LGTB, a título personal, para "separarlo del rifirrafe partidista".

En la sentencia, Higueras denuncia que "corresponde a la Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid, como el órgano que, bajo la presidencia del alcalde, colabora de forma colegiada en la función de dirección política y ejerce las funciones ejecutivas y administrativas que le atribuyen las Leyes, la ejecución y cumplimiento hasta buen fin de los acuerdos adoptados por el Pleno". "Así las cosas y a resultas de las declaraciones públicas y notorias durante las últimas semanas por los propios miembros del equipo de gobierno en contra de la colocación de la referida bandera, la inacción municipal en el cumplimiento del acuerdo de Pleno, aparece como deliberada y manifiesta".

Esta guerra por la bandera volvió a desatar un rifirrafe en el Pleno de Cibeles. La portavoz de Más Madrid, Rita Maestre, dijo que el Partido Popular siente "lo contrario que orgullo: vergüenza" y que por eso "esconden la bandera LGTBI". A lo que regidor popular respondió con otra ofensiva: "Ustedes no representan esa bandera, la empequeñecen".

"No queremos polémicas ni confrontaciones en torno al Orgullo. Queremos que el Orgullo sea lo que ha sido siempre y se celebre, como se ha celebrado todos los años, como una fiesta de inclusión y de diversidad". Con estas palabras, el alcalde ha tratado de dar por concluida la polémica que lleva semanas sobrevolando la política local, sorteando las preguntas sobre su participación en los actos del Orgullo, que darán comienzo el viernes, tras el fin de la Cumbre de la OTAN, y se extenderán hasta el 10 de julio.

No obstante, la vicealcaldesa de la capital ha colocado en las nueve Juntas de Distrito que preside Ciudadanos la bandera arcoíris. Retiro, Latina, Ciudad Lineal, Hortaleza, Villaverde, Villa de Vallecas, Vicálvaro, San Blas-Canillejas y Barajas tienen la bandera LGTBI, mientras que las 11 que preside el PP no han imitado la iniciativa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento