Roban las herramientas a un grupo de guardias civiles mientras instalaban un banco turístico en Galicia

El Faro de Nariga es uno de los más espectaculares de la Costa da Morte.
El Faro de Nariga es uno de los más espectaculares de la Costa da Morte.
Turismo Costa Da Morte / Instagram

Los bancos turísticos se han vuelto un reclamo para dar a conocer parajes singulares. En la Costa da Morte, Galicia, un grupo de guardias civiles  han instalado hace poco un banco más. Se encuentra en Xaviña, un punto perfecto para admirar las vistas al Cabo Vilán. Sin embargo, durante su instalación sufrieron un pequeño percance, según cita La Voz de Galicia.

Eduardo Hernández, guardia civil, es el artífice de este asiento que, sin lugar a dudas, por su ubicación, tiene el éxito asegurado siempre y cuando los vándalos no acaben con él. Enseguida se puso en contacto con otros dos compañeros del cuerpo para llevar la idea a cabo. 

Edu, de 52 años, suele recorrer el lugar casi a diario, bien sea caminando o en bicicleta, por afición. Pero se encontró con que para acceder a cerca de una antigua caseta forestal, el camino estaba "cubierto de toxos", comenta.

"Esta zona es muy bonita y es una pena que no se disfrute", explica el uniformado. Fue ahí cuando habló con la comunidad de montes de Xaviña para ver si se podía limpiar, una petición a la que los comuneros accedieron de repente. "Como reconocimiento, lo vi claro para el disfrute de todo el mundo, y me puse en contacto con el distrito forestal así como con un buen amigo", cuenta Hernández.

Hurto de herramientas 

En apenas una semana, el artesano ya tenía la creación hecha, con un lema grabado que se le pidió expresamente y que dice como sigue: "No digas nada, disfrútalo y déjalo estar". Algo que, como Edu traduce, viene a decir "no lo robes", aclara.

Junto a sus dos compañeros subieron al monte para instalar el banco. La primera vez, no les dio tiempo a concluir los trabajos de instalación, de modo que dejaron escondidas las herramientas. Pero en la jornada en la que regresaron, ya se habían quedado sin ellas para su asombro. Por si las moscas, lo han anclado fuertemente al terreno.

Lo cierto es que todo el mundo puso su grano de arena para que ahora Camariñas también tenga "el mejor banco del mundo", dice el agente, que ya tiene otras ideas en mente para poner en valor la belleza del paisaje. Y es que como él mismo relata, "esto también sirve para que la gente vea que no solo ponemos denuncias, sino que también nos integramos en el pueblo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento