La Guardia Civil alerta de lo que tienes que hacer si te pilla una resaca en el mar

A Coruña Playas de Riazor y Orzán Resaca del temporal del Mar del Norte con olas de olas de 8 y 10 metros de altura 28/10/2020 Foto: M. Dylan / Europa Press
Oleaje en el mar en una imagen de archivo
20M EP

Con la llegada del verano comienzan las esperadas vacaciones y muchas personas se decantan por los destinos costeros para pasar unos días de desconexión. Pero, antes de bañarte en una playa, debes conocer cuáles son los principales riesgos para evitar peligros.

En este sentido, una corriente de resaca es uno de estos riesgos a los que un bañista se puede enfrentar. Se trata de una fuerte corriente superficial de agua, que retrocede desde la costa hacia el mar. Son corrientes influidas por el oleaje y se forman en un espacio donde la barra de arena se rompe. De esta manera, las olas entran a la playa a través de ese espacio roto y se vuelven a devolver con fuerza por el mismo sitio.

Cómo escapar de una corriente de resaca

Así, esta corriente se produce por la rotura irregular de las olas y llega a la playa con gran energía, para volver a regresar. "En el mar, si una resaca te atrapa, no nades contra la corriente. Hazlo de forma paralela a la orilla. Si ves que no lo consigues, pide ayuda y mantente a flote, la corriente no te sumerge", alerta la Guardia Civil en sus redes sociales.

Por tanto, lo más importante es salir de la corriente, aunque sientas que te alejas al nadar en paralelo a la costa. Conviene mantenerse a flote y ahorrar energía, y tener en cuenta varias recomendaciones durante el baño, como no hacerlo solo o en zonas en las que no hay socorristas, aprender a reconocer cómo son estas corrientes.

¿Cómo son estas resacas? Se puede apreciar como un contraste en el mar entre la zona de la corriente, con más oleaje o más calmado, y las zonas adyacentes. Generalmente, se puede identificar como un espacio en el mar en el que las olas no rompen y el oleaje es más tranquilo. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento