Belarra pide por carta a Albares y Marlaska que investiguen la "terrible tragedia" de Melilla y les exige "transparencia"

  • La ministra de Derechos Sociales y líder de Podemos asegura sentir "consternación" con las imágenes.
La ministra de Derechos Sociales y líder de Podemos, Ione Belarra.
La ministra de Derechos Sociales y líder de Podemos, Ione Belarra.
EUROPA PRESS

La muerte de al menos 23 personas que trataron de cruzar el pasado viernes la frontera de Marruecos con Melilla de manera irregular sigue generando tensión en el Gobierno de coalición. El lunes, la ministra de Derechos Sociales y secretaria general de Podemos, Ione Belarra, envió una carta a los ministros de Interior y Exteriores, Fernando Grande-Marlaska y José Manuel Albares, respectivamente, para expresarles su "honda preocupación" por esos "terribles acontecimientos", ante los que la parte socialista del Ejecutivo ha cerrado filas.

En esa misiva, Belarra exige a sus dos compañeros de gabinete que impulsen "una investigación independiente que esclarezca lo sucedido", así como que hagan gala de la "máxima transparencia" que, dice, debe exhibir el Gobierno en este asunto, en especial "acerca de las actuaciones que llevaron a cabo las fuerzas de seguridad marroquíes". "Creemos especialmente importante que se guarden de forma inmediata y con todas las garantías las grabaciones de todas las cámaras situadas en la zona en territorio español del pasado 24 de junio, así como todas las comunicaciones realizadas y recibidas", plantea la titular de Derechos Sociales.

Belarra asegura ser "consciente de la complejidad de la situación" migratoria, que Interior asegura que se ha recrudecido a raíz de las últimas crisis geopolíticas. Pero la líder de Unidas Podemos insiste en que, pese a todo, no puede más que "compartir, como gran parte de la ciudadanía, la consternación con las imágenes" procedentes de Melilla. Especialmente, señala la ministra, cuando "las terribles consecuencias del pasado viernes han estado precedidas de varias semanas de campañas de detenciones, redadas y desplazamientos forzados en territorio marroquí".

Belarra afirma que la tragedia de Melilla debe servir al Gobierno para replantearse su política migratoria y la conveniencia de mantener el modelo de "externalización de fronteras". Y se muestra convencida de que todo el Ejecutivo comparte "el objetivo de que toda la política doméstica y exterior sea coherente con el respeto a los derechos humanos y la Agenda 2030".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento