El show de Boris Johnson en el G7: su abrazo a Macron, sus mofas de Putin y sus bromas a Trudeau sobre el tamaño de su avión

Boris Johnson hace un gesto en un paseo con Olaf Scholz por los alrededores del castillo de Elmau, en Baviera.
Boris Johnson hace un gesto en un paseo con Olaf Scholz por los alrededores del castillo de Elmau, en Baviera.
EFE / Clemens Bilan

Este domingo ha comenzado en Alemania la cumbre del G7, una cita fundamental debido a la tensa situación mundial provocada por la guerra de Ucrania y el torrente de problemas económicos que de ella se derivan.

Pero a pesar de las dificultades, el ánimo de los líderes mundiales es bueno, por lo menos el del primer ministro británico, Boris Johnson, que ya el primer día en Baviera dio muestras de su peculiar carácter.

La primera excentricidad del premier tuvo lugar en su encuentro con su homólogo francés, Emmanuel Macron, con el que ha tenido notables diferencias a cuenta del brexit

Johnson no dudó en abrazar con vehemencia a un incómodo Macron, cuyo gesto de circunstancias no pasó desapercibido para la prensa británica. Las tensiones entre ambos no solo se ciñen a las relaciones bilaterales pos-brexit, sino también a sus diferentes enfoques del conflicto con Rusia: Johnson apuesta por una línea dura contra Putin y Macron busca un acuerdo cuanto antes.

Con Putin también tuvo que ver la segunda anécdota del día. Boris Johnson, y su homólogo canadiense, Justin Trudeau, han bromeado sobre la famosa fotografía de Putin, a caballo y sin camisa aprovechando la primera reunión de la cumbre.

Johnson ha preguntado a los demás líderes del G7 sentados a la mesa si debería dejarse la chaqueta puesta. "Todos tenemos que demostrar que somos más duros que Putin", ha apuntado.

En respuesta, Trudeau ha afirmado que será necesario "montar a caballo a pecho descubierto", en referencia a la fotografía propagandística difundida por el Kremlin.

Precisamente, la tercera anécdota de la jornada ha tenido que ver con Johnson y Trudeau. En un encuentro bilateral entre ambos al llegar a Alemania, rompieron el hilo hablando del tamaño de sus... aviones.

Johnson comentó que había visto el llamado 'Canada Force One' en la pista de aterrizaje y destacó el gran tamaño de la aeronave presidencial de Trudeau. Éste replicó que el Airbus del primer ministro británico era más grande que el suyo.

El premier británico insistió y dijo que el tamaño de su avión era "muy modesto". En efecto, el avión canadiense, tal y como revela el Daily Mail, es de mayor tamaño que el de Boris Johnson.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento