Miles de personas marchan en Madrid contra la OTAN, a la que culpan de la guerra en Ucrania: "Están cercando a Rusia"

La manifestación en contra de la OTAN, a su llegada a la Plaza de España de Madrid.
La manifestación en contra de la OTAN, a su llegada a la Plaza de España de Madrid.
J.J. Guillén / EFE

El movimiento antimilitarista ha vuelto a movilizarse este domingo de forma masiva prácticamente cuatro décadas después de las grandes manifestaciones que reclamaron que España no entrara en la OTAN en los primeros compases de la democracia y las masivas marchas contra la guerra en Irak en el año 2003.

Si bien la asistencia a la manifestación de este domingo en Madrid, bajo el lema "No a la OTAN, no a las guerras, por la paz", ha distado mucho de las de aquellos dos momentos álgidos del antimilitarismo, la marcha ha reunido a varios millares de personas en un ambiente particularmente crítico con el Gobierno de coalición y en el que volvió a sonar la mítica consigna de "OTAN no, bases fuera".

"El Gobierno español está siguiendo las lógicas que ha impuesto la OTAN desde su creación", declara Joseba Fernández, de 41 años, mientras camina con una bandera de Anticapitalistas dentro del bloque de esta organización que abandonó Podemos en 2020. "La contradicción de Unidas Podemos es evidente, estás intentando movilizar a la ciudadanía contra la OTAN a la vez que es el propio Gobierno el que acoge la cumbre y la política de aumento del gasto militar. Es difícil defender dos posiciones así a la vez", añade Fernández.

La cumbre de la OTAN que comenzará este miércoles en Madrid ha generado crispaciones entre PSOE y Unidas Podemos y también dentro de esta última formación, siendo este un tema especialmente sensible para el partido morado, que es formalmente contrario a la pertenencia de España en la alianza atlántica.

La ambigüedad con la que Unidas Podemos ha tratado la contracumbre que ha tenido lugar este fin de semana y que ha culminado con la gran manifestación en Madrid se ha evidenciado en el llamado, por una parte, a participar en la marcha, pero sin que ninguna de las ministras de la formación hayan dado el paso de acudir a la misma.

Sí que ha participado en la manifestación, aunque de forma muy discreta, Enrique Santiago, secretario general del Partido Comunista de España y número dos de la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 y actual líder de Podemos, Ione Belarra.

Manifestación bajo el lema 'No a la OTAN en Madrid
Manifestación bajo el lema 'No a la OTAN en Madrid
Europa Press

Junto al mar de enseñas republicanas y banderas con la hoz y el martillo de distintas organizaciones comunistas que cerraban la marcha, una pancarta, colgada en las vallas del Jardín Botánico y en la que se podía ver la cara del propio Santiago, rezaba: "La izquierda del sistema, vendida a la OTAN".

"En Europa, las coaliciones de Gobierno traen estas cosas y hay que normalizarlas porque forman parte de la democracia", declara Sira Riego, diputada en el Parlamento Europeo por Izquierda Unida, el otro socio de la coalición Unidas Podemos que ha marchado con bloque tras una pancarta con un escueto: "Por la paz. OTAN no". 

"El Gobierno lo componen organizaciones políticas diversas, pero desde luego, IU, fundada a partir de las movilizaciones contra la OTAN y con un fuerte espíritu antimilitarista, sigue manteniendo la misma posición", añade Riego.

Ambigüedad frente a Ucrania

La marcha, que ha atravesado todo el centro de la capital desde Atocha a Plaza de España, ha estado flanqueada en todo momento por un fuerte dispositivo policial, aunque se ha desarrollado sin ningún tipo de incidente.

A los bloques formados por organizaciones políticas españolas, los más numerosos los de partidos comunistas, se han unido activistas de distintos puntos de Europa que han participado en los actos de la contracumbre durante el fin de semana.

"Hemos venido en una delegación de 20 personas de la Francia Insumisa de Jean-Luc Mélenchon. Venimos aquí a decir que no a la OTAN, no a Putin, queremos la paz y un estatus neutral", declaran Ophélie Sauger, de 38 años y diputada suplente de la coalición NUPAS, liderada por Mélenchon y que se ha convertido en el principal partido de la oposición en Francia. "Ayer hicimos una conferencia junto a otros grupos de Europa de Rumanía, Bélgica, Grecia, Italia, Alemania…".

El manifiesto de la manifestación se muestra particularmente ambiguo sobre la guerra en Ucrania, el asunto en torno al cual girará la cumbre de la próxima semana, y que enumera entre los "conflictos abiertos o provocados por la OTAN". 

Entre los manifestantes, las posturas variaban desde justificar la invasión rusa de su país vecino hasta condenarla abiertamente, pero el denominador común era el señalar la responsabilidad de la OTAN en el conflicto.

"La OTAN es la culpable de la situación internacional", considera Juan García, de 43 años, que ha venido desde Sevilla junto a otras 50 personas de movimientos vecinales. "Ahora Putin, que evidentemente es otro imperialista, ha dado el paso con Ucrania, pero porque la OTAN ha ido dando pasos para crear esa situación".

"Están cercando a Rusia", declara Noemí, de 26 años. "Creo que Rusia no es una amenaza, no ha hecho nada últimamente, los países más imperialistas en estos momentos son Estados Unidos e Israel, pero no Rusia".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento