Violeta Mangriñán confiesa el problema que tiene con sus partes íntimas en la recta final del embarazo: "Casi me da un parraque"

Violeta Mangriñán en la fiesta de verano de Kenzo
Violeta Mangriñán en la fiesta de verano de Kenzo
GTRES

Violeta Mangriñán entra en el último mes de embarazo y lo hace revelando cómo combate los cambios hormonales que tiene en esta recta final el embarazo.

Lo hace, además, sin perder el humor. "Me estoy decolorando los pelitos que me han salido estos últimos 10 días de golpe, me recomendaron no quitármelo ni con láser ni con hilo hasta después del parto, así que toca decolorar", confiesa la influencer en sus stories de Instagram, con una imagen de ella nunca vista hasta la fecha, ella misma con una especie de 'barba' al aplicarse un producto.

Además, la pareja de Fabio Colloricchio habla abiertamente de cambios que están sufriendo otras partes de su cuerpo, por ejemplo, las más íntimas: "Lo cierto es que he tenido un muy buen embarazo, no me puedo quejar, los tres primeros meses fueron duros en cuanto a cansancio, vómitos y náuseas continuas, pero nada fuera de lo normal. Eso sí, estoy entrando en el último mes y está empezado a ser un poco pesado, mucha retención de líquidos, hormonas en una montaña rusa, sensibilidad por 1.000, cansancio, reflujo, mal dormir, molestias, granos en la piel, más pelo de lo normal, etc... Todas las partes de mi cuerpo están cambiando y cuando digo todas es TODAS", explica.

"Las partes más íntimas cambian de tamaño, directamente ya no me lo veo cuando estoy de pie porque la tripita me lo tapa, pero la última vez que me lo vi en el espejo casi me da un parraque. No os asustéis queridas futuras madres, es normal. Eso sí, el susto te lo llevas", ha rematado la influencer, con una graciosa foto en sus stories.

'Story' de Violeta Mangriñán.
'Story' de Violeta Mangriñán.
INSTAGRAM
Mostrar comentarios

Códigos Descuento