Síntomas de la peligrosa torsión de estómago en perros: causas, tratamiento y cómo prevenirlo

  • La dilatación y torsión gástrica o de estómago es una de las afecciones más peligrosas para un perro.
  • Esta enfermedad tiene una tasa de mortalidad muy elevada.
Un Golden Retriever comiendo.
Un Golden Retriever comiendo.
José González

La torsión de estómago o torsión gástrica es una dilatación y giro del estómago del perro que impide que la sangre llegue adecuadamente al corazón, causando la muerte si no hay una intervención urgente de un profesional veterinario.

La torsión gástrica se produce cuando los ligamentos que mantienen el estómago unido a la pared abdominal se debilitan, el estómago se afloja y rota sobre sí mismo. Esto provoca que el contenido del estómago se fermente sin que pueda pasar al intestino, causando la dilatación del órgano del sistema digestivo por los gases acumulados. Con el giro del estómago, además, se produce un colapso en el riego sanguíneo, al estrangular venas y arterias, impidiendo la libre circulación de la sangre.

Es importante reconocer los síntomas para actuar con premura y llevar al perro a la clínica u hospital veterinario, pues el tiempo es el factor clave para evitar una consecuencia funesta. Hay que tener presente que una torsión gástrica no remite nunca por sí sola, tiene una sintomatología progresiva que irá empeorando a medida avance el tiempo. Estos síntomas tienen una reacción muy rápida, es cuestión de pocas horas, por lo que es imprescindible que, en cuanto percibamos que nuestro perro muestra una actitud extraña y su abdomen se comienza a inflamar, llamemos de inmediato al veterinario para que prepare el quirófano.

Lo primero que observaremos es que el perro está inquieto y molesto, pueden emitir sonidos de dolor, y con una inflamación o hinchazón poco natural en el abdomen. Habitualmente tratan de vomitar sin expulsar nada más que abundante saliva con espuma, y apreciaremos que tiene dificultad para respirar con normalidad. También nos daremos cuenta de inmediato de que las encías se vuelven pálidas, las extremidades más frías y que ha perdido la energía de forma abrupta, con debilidad para moverse. No hay nada que como propietarios podamos hacer en casa una vez se inicia el proceso de la torsión gástrica, por lo que insistimos en la necesidad de, ante el primer síntoma del estado de shock, acudir al veterinario.

Una vez en la clínica u hospital veterinario, los sanitarios de salud animal estabilizarán a nuestra mascota y realizarán un lavado de estómago para liberar los gases acumulados. A continuación procederán con una intervención quirúrgica para devolver el estómago a su posición correcta y valorar los posibles daños colaterales que ha causado esta afección.

Consejos para prevenir la torsión de estómago

Los perros de tamaño grande y de pechos anchos y profundos, o ciertas razas con una predisposición genética, tienen más probabilidades a padecerlo, pero puede llegar a afectar a cualquier perro. La edad también es una causa que aumenta el riesgo, por lo que hay que extremar los cuidados en el caso de un perro mayor.

Se puede prestar especial atención a algunos factores que predisponen a sufrir esta enfermedad, y que aconsejan los profesionales, como medidas preventivas que tomar en el hogar:

— Fraccionar su alimentación a dos veces al día, para evitar un hambre voraz y que coman con excesiva ansia.

— No dejarles beber de inmediato tras un paseo muy prologando o ejercicio intenso, sino esperar, alrededor de 20 minutos, mientras permanece en zona fresca, a que su ritmo cardíaco se estabilice y sus jadeos le permitan expulsar el exceso de calor.

— Evitar la actividad inmediata tras las comidas.

— Reconocer si muestra síntomas de estrés o ansiedad, y extraerle de esa situación que se lo provoca, pues también puede causar una torsión de estómago.

— No exponerles a un sobreesfuerzo físico y permitirles descansar.

La recomendación principal es que, ante cualquier duda o sospecha de que nuestro perro puede estar sufriendo una torsión de estómago, se actúe con rapidez consultando con un veterinario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento