Alerta polio en Reino Unido

Las autoridades sanitarias urgen a los padres con niños sin vacunar para que los inmunicen de inmediato

Un hospital de campaña en Glasgow.
Un hospital de campaña en Glasgow.
EFE / Robert Perry

Las autoridades sanitarias del Reino Unido han manifestado su preocupación por los niños ante la detección del virus que provoca la poliomielitis en diversas muestras de las alcantarillas de Londres.

Como parte de una campaña de vacunación dirigida en la ciudad, el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS, en inglés) se pondrá en contacto con los padres de niños que no han recibido la dosis contra el polio, donde se cree que el virus se está propagando en medio de temores de que la enfermedad vuelva a presentar casos por primera vez en 40 años.

Específicamente, el NHS urge a los tutores revisar la cartilla vacunal de los menores para verificar si han recibido o no la dosis contra la polio. En caso de que no haya sido así, pide que se contacten con los centros médicos autorizados para que estos sean inoculados lo más pronto posible. 

Rutinariamente, los niños son vacunados contra la poliomielitis, no obstante, de acuerdo con información del diario británico Daily Mail, el año pasado ocho autoridades locales en Inglaterra, principales en la capital, tuvieron un 50% o menos de aceptación entre los alumnos del noveno año.

Sin embargo, es probable que estas cifras no sean del todo claras teniendo en cuenta que a algunos alumnos no se les ofrece la última vacuna de refuerzo contra la polio hasta el décimo año como parte del programa de vacunación escolar del NHS.

En el Reino Unido, todos los niños pueden acceder a las dosis contra este virus cuando son bebés y luego a los 13 años como parte de un refuerzo preescolar. En último recurso, deben aplicársela a los 14 años.

Cabe mencionar que Londres siempre ha sido uno de los puntos de Inglaterra con menor cobertura de vacunas, lo cual empeoró durante la pandemia de la COVID-19 debido a la pausa en las citas médicas, el cierre de escuelas, entre otros factores.

La Agencia de Seguridad Sanitaria británica (UKHSA, en inglés) detalló que las muestras de varios poliovirus genéticamente relacionados se han recogido entre febrero y junio en la planta de aguas residuales de Beckton, que da servicio a cerca de cuatro millones de personas en el norte y el este de Londres.

La UKHSA estima que cerca del 14 % de los londinenses no cuentan con las tres primeras dosis necesarias de la vacuna. La agencia sanitaria cree que el virus pudo llegar a principios de este año al Reino Unido a través de una persona vacunada en el extranjero, posiblemente en Afganistán, Pakistán o Nigeria.

Los síntomas que produce la polio

El NHS advierte que, aunque la mayoría de las personas que contraen polio no tienen ningún síntoma, algunas pueden experimentar una enfermedad leve similar a la gripe, por lo cual los padres deben estar atentos a las reacciones de sus hijos en el transcurso de los próximos días.

Los síntomas del virus son iguales en niños y en mayores. Se trata de alta temperatura, cansancio extremo, dolores de cabeza, rigidez en el cuello y dolor muscular, los cuales podrían durar por un periodo de diez días.

Hay casos en los que la polio puede hacer que las personas experimenten dificultad para usar los músculos de las piernas durante horas o incluso en el transcurso de unos pocos días.

En la mayoría de situaciones, esto no es permanente y el movimiento generalmente regresa en unas pocas semanas o meses. Sin embargo, puede poner en peligro la vida si la parálisis afecta los músculos que permiten respirar.

Así las cosas, es importante que los padres revisen si sus hijos han recibido la vacuna de refuerzo con la polio y, en caso de que no sea así, se contacten con el NHS para poder realizar el proceso y evitar que el país vuelva a vivir una delicada situación por el virus. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento