Vilagrà, tras la reunión con Bolaños: "Aún no podemos hablar de normalización de las relaciones institucionales"

Vilagrà y Bolaños, reunidos.
Vilagrà y Bolaños, reunidos.
ACN

La consellera de la Presidencia de la Generalitat, Laura Vilagrà, ha afirmado este miércoles tras reunirse durante más de dos horas en Madrid con el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, que "aún no se puede hablar de normalización de las relaciones institucionales". "No hay motivos para hablar de descongelación", ha dicho.

El encuentro ha servido para explorar si hay condiciones para desbloquear las relaciones entre ambos gobiernos después de que quedaran paralizadas por el caso Pegasus.

Desde la Delegación del Govern de la Generalitat en Madrid, Vilagrà ha apuntado que "se han retomado las conversaciones para restablecer garantías y condiciones nuevas que generen unas condiciones mínimas" para retomar contactos. "Esperamos que los resultados se vean en breve", ha señalado.

Sin embargo, ha afirmado que "las condiciones mínimas no se dan ahora", por razones que generan una "desconfianza creciente", como el caso Pegasus, incumplimientos del Gobierno sobre compromisos ya cerrados con Cataluña" o porque la represión "no para".

"Tenemos que poder establecer un acuerdo marco del proceso de negociación que garantice unas nuevas condiciones", ha insistido la consellera.

También ha señalado que Gobierno y Generalitat han "iniciado un proceso de abrir la agenda de desjudicialización del conflicto político" que espera que les lleve a poder "restablecer las relaciones institucionales".

Vilagrà, por otro lado, ha anunciado que los presidentes del Gobierno y el Govern, Pedro Sánchez y Pere Aragonès, se reunirán antes de las vacaciones de verano, después de acordarlo ella con Bolaños.

Para la consellera, la decisión sobre si se pueden desbloquear las relaciones está "sobre el tejado" del Gobierno.

Reanudación de relaciones

La reunión, que se ha producido tres días después de las elecciones de Andalucía, ha llegado tras varios meses en las que las relaciones entre ambos gobiernos se han minimizado por el caso Pegasus, por el que la Generalitat dio por congeladas la relación con el Gobierno de Pedro Sánchez.

Poco después de trascender el caso de espionaje, Bolaños y Vilagrà ya se reunieron el 24 de abril en el Palau de la Generalitat en un encuentro en el que el ministro se comprometió a abrir un control interno en el CNI y a constituir la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso, y en el que el Govern criticó que no se habían dado explicaciones suficientes.

Más tarde, en mayo Sánchez y Aragonès coincidieron en la Reunió Cercle d'Economia en Barcelona y mantuvieron una breve conversación en la que se comprometieron a reunirse para abordar el caso Pegasus.

Tras esa conversación, y pese a la destitución posterior de la directora del CNI, Paz Esteban, el Ejecutivo catalán ha seguido dando las relaciones por congeladas porque considera que el Gobierno no ha dado las explicaciones suficientes ni ha asumido responsabilidades, mientras que la reunión entre los presidentes no se ha llegado a concretar.

Pese a esta congelación de relaciones, sí que ha habido algunos encuentros entre ambos gobiernos en las últimas semanas, como la breve reunión que mantuvieron Aragonès, el vicepresidente de la Generalitat, Jordi Puigneró, y la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, tras un acto de Google en Barcelona para hablar sobre la ejecución de inversiones en Catalunya por parte del Estado.

También se vieron tras un acto en Barcelona la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos del Gobierno central, Nadia Calviño, y el conseller de Economía, Jaume Giró, mientras que la semana pasada ambos gobiernos se reunieron en la subcomisión técnica de inversiones Generalitat-Estado, aunque no participaron ni consellers ni ministros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento