España entrena para cuando llegue el tsunami: un plan y 2 tipos de evacuaciones en una hora

Cómo afrontar el riesgo de un tsunami.
Cómo afrontar el riesgo de un tsunami.
Carlos Gámez

El Secretario de la Comisión Oceanográfica (COI) de UNESCO, Vladimir Ryabinin, afirmó este martes que las poblaciones aledañas al mar Mediterráneo podrían, en los próximos 30 años, sufrir tsunamis.

"No hay un 100 % de probabilidades de que suceda, pero estas son muy altas y tenemos que estar preparados para ello" declaraba durante una conferencia de prensa sobre el sistema mundial de alerta contra maremotos Tsunami Ready.

Este el objetivo al que pretende llegar el grupo de trabajo del Instituto Hidráulico de la Universidad de Cantabria (IH Cantabria), encabezado por Mauricio González responsable del grupo de ingeniería y gestión de la costa en el centro. Junto al Ayuntamiento de Chipiona, trabajan para que ese municipio consiga el certificado 'Tsunami Ready', que significaría un reconocimiento por parte de la UNESCO de la óptima preparación en caso de tsunami.

González cuenta a 20minutos que es necesario que los municipios de las costas españolas hagan una estimación del riesgo de que impacte un tsunami y elaboren protocolos de actuación para estar preparados en el caso de que se produzca porque hasta el momento, ningún municipio se encuentra preparado para responder frente a una alerta de tsunami.

"Debe estudiarse a escala de las comunidades y municipal cuál es el riesgo de sufrir un tsunami"

Zonas de riesgo en España

El investigador explica que a nivel estatal se hizo un documento donde se identificaron cuáles eran las zonas más expuestas al impacto de un tsunami, siendo todas las costas de España, excepto Asturias y Cantabria, donde sería menor el impacto. "En esas zonas es menos probable que ocurra porque no hay fallas. Estas se encuentran en el Golfo de Cádiz, en el Norte de Argelia, en el Norte de África y en otras zonas. Por ello debe estudiarse a escala de las comunidades y municipal cuál es la peligrosidad del tsunami y cómo afectaría".

Actualmente, España cuenta con el Plan de Protección Civil ante el Riesgo de Maremotos, que el Gobierno elaboró y aprobó en mayo de 2021. Según explica el texto publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), se trata de "un sistema de alerta ante maremotos, con la finalidad de avisar acerca de la inminencia de dicha amenaza a las autoridades de protección civil y a los servicios públicos de emergencia, así como a los ciudadanos que puedan verse afectados", aunque solo establece una "directriz básica de planificación de protección civil ante el riesgo de maremotos".

Además, también existe un Sistema de Alerta por Maremoto en España en el Instituto Geográfico Nacional (IGN), que está operativo y en caso de riesgo, emite a la población el mensaje de alerta de tsunami. Pero tal y como señala Mauricio González, se necesita un plan de actuación en los municipios a los que podría afectar el tsunami.

El Golfo de Cádiz, zona de "alto riesgo"

González explica que el Golfo de Cádiz es una zona de "alto riesgo" al estar cerca de varias fallas sismotécnicas, que separan la placa tectónica euroasiática de la africana. Además, destaca que ya en 1755 España sufrió las consecuencias del terremoto de Lisboa, originado en un punto profundo del mar. Este maremoto produjo un tsunami que causó graves daños en las costas de Huelva y Cádiz, así como también dejó más de 2.000 muertos en gran parte del litoral andaluz. Por todo ello, decidieron contactar con el Ayuntamiento de Chipiona para poner en marcha allí el proyecto.

"Chipiona es un caso piloto del programa Tsunami Ready, estamos estudiando todos los pasos que se tienen que dar para preparar el municipio, tanto la parte administrativa como a la población y los cuerpos de emergencias. Y este plan permitirá guiar a otros municipios en cómo prepararse" explica González.

El alcalde de Chipiona, Luis Mario Aparcero, explica a 20minutos que el municipio "está tradicionalmente concienciado porque en noviembre siempre conmemoramos el terremoto de 1755. Siempre se celebra una procesión con el cristo de la misericordia y hacemos actividades con los centros educativos relacionados con el suceso, por eso hay una sensibilidad especial".

Comenzaron a trabajar conjuntamente desde 2020 para cumplir las 12 indicadores que establece la UNESCO para que un municipio sea Tsunami Ready. "Un indicador básico consiste en conocer la exposición que hay al tsunami y los elementos de riesgo, para ello hemos trazado mapas que señalan qué zonas se inundarían y en función de ellos, hemos elaborado mapas de evacuación, para poder conocer rutas de evacuación y zonas seguras", ha contado Mauricio González.

Además, añade que "también trabajamos con la Junta de Andalucía, el IGN y Protección Civil para ver cómo llegan las alertas desde el centro a los municipios y poner en práctica el protocolo". Otros indicadores hacen referencia a la concienciación de la población y a la coordinación de los servicios de emergencias, y para cumplirlos, el ayuntamiento ha llevado a cabo varias acciones.

Evacuación vertical y horizontal

Como cuenta el alcalde de Chipiona, se ha "creado el Centro Tsunami Ready en el edificio San Fernando donde hay una exposición permanente sobre los tsunamis y donde se van a instalar mapas de evacuación ante el maremoto que ha elaborado el instituto y que están en español e inglés".

Una vez disponían de esos mapas, Aparcero cuenta que "hicimos un simulacro de evacuación para calcular los tiempos que tardaríamos desde que recibimos el aviso de terremoto de gran calibre en las placas tectónicas del golfo de Cádiz. Sabemos que a una hora de que se produzca, puede venir un tsunami de entre 4 o 5 metros desde el nivel mar, y en la población entraría una avalancha de agua de 1 metro o metro y medio de alto.

Sabiendo esto, el alcalde explica cómo actuaría la población: "Se llevarían a cabo dos tipos de evacuación: una es la evacuación vertical, hacia las azoteas, y la otra es horizontal, hacia unos puntos de evacuación que ya están marcados en los mapas de evacuación y que queremos colocar este verano" cuenta Aparcero. 

¿Qué queda por hacer?

Aparcero explica que se encuentran pendientes de la validación por parte de la UNESCO de todo el estudio del terreno y los dos tipos de mapas elaborados hasta ahora. "Una vez nos den la aprobación y nos proporcionen financiación, difundiremos los mapas de evacuación también a agencias turísticas, hoteles, los ciudadanos y en el centro Tsunami Ready". 

Tanto el investigador como el alcalde señalan que aún deben llevarse a cabo varias actividades, estimando estar completamente preparados para finales de 2023. Aparcero cuenta que "ahora llevaremos a cabo la fase de educación en centros escolares y también al resto de la población. Además también nos coordinaremos con las iglesias para que hagan sonar un gran campaneo y que la población sepa que es una alerta de tsunami".

"El objetivo es lograr comunicar la alerta en el menor tiempo posible, desde que la Policía Local la recibe desde Madrid. Por ello también hemos colocado una señalización provisional para que la gente sepa por donde debe desplazarse a las zonas seguras, que debe aprobar la UNESCO. Una vez nos de el visto bueno, continuaremos implantando medidas como la colocación de sirenas, el desarrollo de una aplicación informática que permita a los usuarios recibir la alarma de tsunami" cuenta Aparcero.

Otras medidas que tienen pendientes para aplicar es la "señalización con boyas y montar un aula para 25 o 30 personas en el edificio San Fernando para proyectar un vídeo que permita a la población saber cómo debe actuar y las recomendaciones, como pueden ser algunas de bastante sentido común como es desplazarse a pie a los puntos de encuentro y no en coche, y como no ir a ver el tsunami".

Mauricio González recalca también la importancia de coordinar los equipos de emergencias. "Aún queda un año y medio dentro del proyecto europeo CoastWave liderado por la UNESCO para implementar todo el programa Tsunami Ready en Chipiona, queda aún por desarrollar bien el protocolo de actuación de todos servicios de emergencias: qué hace la policía, que hacen los bomberos, que hace Cruz Roja... etc, y también de educar a la población. A finales de 2023 estaremos preparados, aunque la certificación Tsunami Ready cambiará periódicamente".

Por último, el alcade de Chipiona también incide en que el proyecto es importante porque permite no solo salvar vidas en Chipiona, sino también en más municipios cuando puedan transmitir todos sus resultados. "Hemos hecho varias reuniones telemáticas con alcaldes de otras poblaciones como Chiclana, Cádiz, Rota, incluso alguna del Algarve y nuestra idea es seguir llevando a cabo reuniones de este estilo también con Portugal, Marruecos y Canarias, que también se verían afectadas por la onda del maremoto y ya están sensibilizadas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento