El extraño color azul del asteroide Faetón que trae de cabeza a los investigadores desde 1983

Faetón (ilustrado) es uno de los cuerpos pequeños más azules (si no el más azul) del sistema solar
Faetón es uno de los cuerpos pequeños más azules del sistema solar
Universidad de Arizona/Heather Roper

¿Por qué el asteroide Faetón tiene ese extraño color? Esta es una de las incógnitas del Sistema Solar que ha sido un rompecabezas para los científicos e investigadores desde el descubrimiento de este objeto rocoso en el año 1983. Sin embargo, una reciente investigación parece haber encontrado una respuesta a este peculiar color azul del asteroide. 

La investigación, que ha sido publicada en la revista Icarus, emplea un modelo para simular los procesos físicos y químicos que ocurren en este asteroide mientras orbita alrededor del sol. Así fue como un par de investigadores demostraron "cómo el calor extremo y la eliminación preferencial de ciertas moléculas de la superficie de Faetón podrían dejarlo azul, y probablemente podría hacerlo en cualquier otro".

¿Por qué adquiere ese color?

"Es increíblemente azul", destaca en un comunicado Carey Lisse, científica planetaria sénior del Laboratorio de Física Aplicada (APL) de Johns Hopkins en Laurel (Maryland) y una de las autoras del estudio. "De hecho, Faetón está cerca de ser el objeto más azul que existe en términos de asteroides", añade. 

Los expertos han asegurado que el calor extremo está relacionado con el color de este asteroide. "Su órbita, inusualmente parecida a la de un cometa, lo lleva más allá de Marte antes de sumergirlo a solo 13 millones de millas del Sol, unas tres veces más cerca que Mercurio, elevando las temperaturas a 1.500 grados Fahrenheit (800 grados Celsius)", añaden en el comunicado.

La autora principal del estudio reflexionó sobre cómo muchos cuerpos rocosos sin aire cambian de color de un gris opaco a un rojo oxidado por la acción de los rayos cósmicos y ultravioleta que golpean la superficie. Dichos rayos derriten la roca y hacen emerger pequeños cristales de hierro de color rojo oscuro.

Entonces, ¿qué ocurre si esos materiales se exponen a las duras temperaturas próximas al sol? "Debido a que las especies moleculares se congelan, se derriten y se vaporizan a diferentes temperaturas y presiones, es posible que Faetón alguna vez fuera rojo como otros cuerpos rocosos, pero perdió esos materiales cuando fueron vaporizados por el calor del sol", indican en el comunicado emitido por Johns Hopkins.

"Parece una locura pensar que tal vez se vea tan azul"

Tras desarrollar un modelo de estimación de la temperatura de la superficie del asteroide, el equipo descubrió que en el acercamiento al sol, los compuestos orgánicos rojos y los pequeños trozos de hierro en la superficie se evaporan antes que los materiales rocosos más resistentes.

"Básicamente estás quitando el enrojecimiento de la superficie", destaca Lisse. Aunque parte del color rojo vuelve a acumularse cuando Faetón orbita más allá de Marte, se pierde nuevamente cuando se acerca al sol. 

"Me sorprendió un poco que la idea realmente funcionara", subraya Jordan Steckloff, científico planetario del Instituto de Ciencias Planetarias en Tucson (Arizona) y otro de los autores. "Parece una locura pensar que tal vez se vea tan azul porque se calienta tanto que produce preferentemente gas de hierro en lugar de gas de roca".

Por su parte, Lisse considera que todavía hay más factores que explicarían esta tonalidad azul. "Es posible que incluso estés dejando residuos de carbono que se han convertido en hollín". Ambos autores de la investigación señalan que este proceso de eliminación del enrojecimiento significa que "potencialmente cualquier cuerpo pequeño podría volverse azul si cayera en una órbita como la de Faetón".

No obstante, también existen ciertas limitaciones. La superficie del cuerpo, por ejemplo, tiene que ser mayormente estable y relativamente plana. "No podía tener mucha topografía", ya que las tensiones del calor extremo provocarían deslizamientos de tierra, o el equivalente, que volverían a enterrar cualquier superficie que se haya modificado.

Muchas de estas dudas podrían resolverse pronto con la misión DESTINY+ de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón, cuyo lanzamiento está programado para 2024 y que tomará medidas directas de la composición de la superficie de Faetón.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento