Catedral de Burgos.
La Catedral de Burgos, en una imagen de archivo (FLICKR )

El Cabildo Metropolitano instalará de nuevo la campana más grande de la torre sur de la Catedral de Burgos, que se cayó al soltarse del yugo que la sujetaba aunque no causó daños al quedar sujeta a una estructura instalada para garantizar la seguridad.

La campana, conocida con el nombre de 'Asunción', fue fabricada en 1950

Así lo ha asegurado este jueves el presidente del Cabildo, Juan Álvarez Quevedo, quien tras restar importancia al incidente, ha manifestado que las torres donde están las campañas disponen de sistemas de seguridad suficientes para evitar la caída de estos elementos de gran volumen y peso.

Álvarez Quevedo ha señalado que la campana, que se cayó el pasado viernes tras desprenderse del yugo donde estaba sujeta, quedó en una estructura metálica de protección.

'Asunción'

Esta campana, conocida con el nombre de Asunción y fabricada en 1950, es una de las cuatro que existen en la aguja sur del principal monumento burgalés.

El Cabildo tiene contratada una empresa de mantenimiento para las campanas de la Catedral, que se encargará en los próximos días de la reparación o sustitución de la pieza desprendida, según ha indicado Quevedo.

Las agujas norte y sur de la Catedral presentaban en 1994, cuando se inició su restauración, grietas y fisuras generalizadas en los elementos de piedra, y oxidación en las estructuras metálicas internas colocadas en 1929.

La estructura que sujetaba las campanas fue sustituida por otra de madera, con mayor garantía de poder soportar las vibraciones y el peso. Las campanas de Catedral de Burgos estuvieron sin sonar, por consejo de los técnicos, hasta que concluyeron las obras de restauración de las dos agujas.

La Catedral cuenta con dos torres, la norte y la sur, en las que hay campanas, una de ellas dedicada a las campanas litúrgicas y la otra a las denominadas de reloj.