Yolanda Díaz arranca su "proceso de escucha": qué implica y qué no el paso adelante de la vicepresidenta el 8 de julio

  • El primer acto de la gira, que podría acabar en una candidatura a las generales de 2023, tendrá lugar en Madrid.
  • El proceso durará hasta diciembre y una vez finalice, Díaz anunciará si finalmente se presenta o no a las elecciones. 
La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, este jueves.
La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, este jueves.
EFE
La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, este jueves.

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ya tiene fecha de inicio de su gira por España. Tras meses de aplazamientos, secretismo y novedades a cuentagotas sobre un "proceso de escucha" que podría desembocar en una candidatura a las próximas elecciones generales, el 8 de julio la también ministra de Trabajo celebrará el primer acto de esta carrera en Madrid. Pero, ¿qué se sabe de ese evento? ¿Tiene ya decidido Díaz si concurrirá a los comicios? Y, ¿qué papel van a jugar los partidos en esta gira?

¿Qué es el "proceso de escucha"?

Es el nombre que la vicepresidenta Díaz utiliza para referirse al tour que iniciará en julio por toda España -"de norte a sur y de este a oeste", dijo ella misma este jueves-. Esa gira estará compuesta de actos en los que, según asegura, su intención es más la de "escuchar" recetas que la de ofrecerlas, aunque por el momento solo se ha anunciado el evento de apertura en Madrid.

¿Cuánto durará?

Según anunció la vicepresidenta este jueves, la idea es que la gira acabe en diciembre. Fuentes de su equipo explican que lo más probable es que en agosto, con el parón vacacional, no se celebren actos, así que será en el último trimestre del año cuando Díaz abordará el grueso de sus encuentros.

¿Qué formato tendrán estos actos?

Aún no está del todo cerrado, pero no será el mismo en todos, y fuentes cercanas a Díaz descartan que vaya a aprovechar el proceso para hacer mítines. Estas fuentes explican, no obstante, que la idea es organizar actos centrados en diferentes temáticas e invitar a los mismos a expertos, miembros de la sociedad civil o movimientos sociales. Las intervenciones de la vicepresidenta, explican, serían cortas para dejar el protagonismo a estos colectivos. Díaz ya ha hecho algún ensayo de este formato: el pasado marzo, por ejemplo, se reunió en la Biblioteca Nacional con medio centenar de economistas a puerta cerrada y, tras una brevísima intervención inicial, se dedicó a tomar notas y confrontar ideas con los asistentes.

¿A quién se va a dirigir Díaz?

En los últimos meses, la vicepresidenta ha insistido en que quiere evitar que su proyecto se convierta en "marginal" y apele solo a quienes ya votan a la izquierda que se encuentra a la izquierda del PSOE, un espacio "muy pequeño". Esa declaración de intenciones evoca aromas del primer Podemos, que en sus inicios utilizó esta clase de discurso transversal para atraer a una parte del electorado que puede estar de acuerdo con propuestas progresistas, pero que no se siente atraída por los símbolos y términos habituales de la izquierda.

Quizá uno de los mejores ejemplos de por dónde podría ir ese discurso transversal del proyecto de Díaz lo dio la propia vicepresidenta hace unos meses, cuando argumentó que "la sanidad pública no es de derechas ni de izquierdas, sino de la ciudadanía española que paga impuestos". La estrategia, a grandes rasgos, consiste en eso: asumir que hay propuestas, como la defensa de la sanidad pública, que son grandes consensos sociales pero que, aunque tienen una raíz progresista, el grueso del electorado no identifica con la terminología, los símbolos o las posiciones de la izquierda. La conclusión de ese razonamiento es que es necesario abandonar estos símbolos y esta terminología para poder defender esas mismas propuestas de forma más eficaz.

¿Qué papel jugarán los partidos?

Al menos en esta primera fase del proyecto, será secundario. El entorno de Díaz ha registrado una asociación -de marca "Sumar"- que permitirá a la vicepresidenta convocar los actos, contratar personal u ocuparse de las tareas logísticas sin depender del aparato de ninguno de los partidos que la apoyan. La propia vicepresidenta ha insistido en multitud de ocasiones en que quiere que Podemos, IU y el resto de formaciones queden en un segundo plano, y este mismo jueves aseguró que, aunque los partidos son "imprescindibles", el "momento" en el que haya que centrar el foco en ellos será más adelante.

¿Van a acudir al acto del 8 de julio?

Díaz, este jueves, aseguró que en su proyecto "cabe todo el mundo" y que, "con todo el cariño, quien quiera estar el día 8 de junio en Madrid, cabe". La vicepresidenta, no obstante, no negó que existe cierta tensión con la dirección de Podemos desde hace meses, si bien este jueves el portavoz morado en el Congreso, Pablo Echenique, aseguró que el partido estará "ahí donde se nos pida que estemos". 

¿Hasta qué punto es profunda la distancia con Podemos?

Los desencuentros en los últimos meses son frecuentes, aunque ninguna de las dos partes se plantea en ningún caso la ruptura. En los últimos meses, en Podemos se ha instalado un sentimiento de agravio y algunos dirigentes que se quejan -siempre en privado- de que Díaz ningunea al partido y no le informa de los pasos que va dando. La vicepresidenta, por su parte, no deja de recordar que ella no pertenece a Podemos y no está sujeta a su disciplina, y busca precisamente tener las manos libres para diseñar su eventual proyecto estando lo menos condicionada que pueda por los partidos que la apoyan.

¿Implica esta gira que Díaz se va a presentar a las elecciones?

No necesariamente, aunque es un paso más para la elaboración de un proyecto que pueda concurrir a los comicios. No obstante, este jueves Díaz confirmó que en diciembre, una vez haya dado por finalizado su "proceso de escucha", tomará una decisión sobre su futura candidatura, que tendría que ser refrendada "con primarias" u otro tipo de "mecanismos democráticos".

Daniel Ríos
Redactor '20minutos'

Redactor de Nacional. Me hice mayor en Infolibre y llegué a 20minutos a finales de 2019. Sigo a Sumar y a Podemos y me paso la vida en el Congreso, donde también me encargo de la crónica parlamentaria. Cosecha de 1993.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento