Ayuso acusa a Educación de querer "adoctrinar" a los alumnos y Alegría le culpa de "censurar" a los profesores

La ministra de Educación, Pilar Alegría, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.
La ministra de Educación, Pilar Alegría, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.
20minutos / EP

Una vez más, la educación es causa de confrontación entre administraciones públicas y partidos políticos. Este lunes se ha reactivado la polémica con el empeño de la Comunidad de Madrid de tratar de revertir lo que tacha de "adoctrinamiento". Por un lado, la presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado este lunes que presentará un recurso ante el Tribunal Supremo por la "carga ideológica" que considera que predomina en el currículo de Bachillerato, aprobado hace dos meses. Desde el otro bando, el Ministerio de Educación defiende el "consenso" del que nació ese currículo y acusa a la Comunidad de querer "censurar" a los profesores. 

En una rueda de prensa convocada este lunes en la Real Casa de Correos, Ayuso -acompañada de su consejero y portavoz, Enrique Ossorio- ha asegurado que el recurso es una forma de demostrar que su Gobierno "no se va a callar" y que usarán "todas las herramientas del Estado de Derecho" para evitar que el Ejecutivo central deje "deformada" a la sociedad española. El objetivo es suspender el decreto aprobado en abril en el Consejo de Ministros y mediante el cual, entre otras cosas, se establece la posibilidad de obtener el título de Bachillerato con un suspenso. 

Pero lo que realmente ha despertado el rechazo de la Comunidad de Madrid, según vienen denunciando en los últimos meses, va más bien enfocado hacia el mero contenido de los currículos educativos. "Matemáticas de género, olvido de la cronología de la Historia... lo borran todo, hasta el tiempo, hasta los profesores. Pretender dar una Educación que podría ofrecerse aquí o en cualquier lugar del mundo como si de una franquicia se tratara", ha afeado Ayuso, acusando al Gobierno de intentar "politizarlo y controlarlo todo" para, a su juicio, "transformar la sociedad a su medida". De no conseguir nada con este recurso, ha avanzado la presidenta madrileña, acudirán al Tribunal Constitucional (TC). 

"Hablamos en defensa de la calidad de la Educación. No es una batalla contra nadie, es una defensa contra el autoritarismo, la agenda ideológica y la igualdad de oportunidad que también se verá dinamitada", ha aseverado Ayuso.

El consejero Ossorio ha explicado que este lunes se presenta el "escrito de interposición del recurso", ya que al ser un contencioso-administrativo lo que se hace es notificar al Supremo que Madrid tiene intención de recurrir este decreto. Acto seguido, se mandará el expediente por parte del Ministerio al Gobierno regional, y cuando lo reciban, disponen de un plazo de 20 días para formular la demanda. La resolución del Supremo podría tardar "un año o más" en llegar, estima Ossorio. Por este motivo, van a pedir "la suspensión cautelar" del currículo, con lo que no entraría en vigor en el próximo curso y al llegar septiembre se utilizarían los libros del año pasado.

Educación pide dejar el "ruido" aparte

Desde Educación, Pilar Alegría ha defendido el consenso con el que se alcanzó tanto la ley como los currículos educativos correspondientes a cada etapa, y ha acusado a Ayuso de querer "generar ruido". "Yo pensaba que [Ayuso] era una alumna más aventajada. Y lo digo porque el decreto que pretende recurrir lleva ya dos meses aprobado", ha espetado este lunes la ministra durante un viaje oficial a Almería. Así, ha pedido a Ayuso y a Ossorio que dejen de "generar confrontación y ruido" con un tema "tan importante" como la educación y que "hagan sus deberes" aprobando "alguno de los decretos que les corresponden".

Y es que, tal y como establece la Ley de Educación (LOMLOE), las autonomías deben completar el 40% (el 50% para las que tengan lengua cooficial) de los currículos educativos mediante la aprobación de los decretos correspondientes, algo que la Comunidad de Madrid aún no ha hecho. "Las familias madrileñas todavía no saben cuáles serán los decretos que regirán cuando se inicie el curso porque la comunidad autónoma, hoy por hoy, todavía no ha presentado nada y el curso va a empezar dentro de unos meses. Con lo cual, sí que les pediría responsabilidad y mesura", ha recriminado Alegría.

Preguntada también por las acusaciones de "adoctrinamiento" en los libros de texto, Alegría ha acusado a la presidenta madrileña de querer "censurar" los contenidos que, según ha destacado, reciben el visto bueno de los profesores antes de ser aprobados para usarse en el próximo curso escolar. "Me resulta curioso que la presidenta que se presentó como la reina de la libertad ahora quiera censurarlo todo", ha subrayado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento