Los familiares de las víctimas del vuelo JK-5022, que despegó de Madrid el 20 de agosto de 2008 con destino a Las Palmas de Gran Canaria y se estrelló en el mismo aeropuerto de Barajas dejando 154 fallecidos, han denunciado este jueves que "el avión nunca tendría que haber despegado".

El avión llevaba dando problemas cuatro díasEn un rueda de prensa en Barajas, Julio Pastor, miembro de la comisión de investigacción del accidente, ha exigido "mayor número de inspectores e inspecciones más a fondo". Esta asociación denuncia que el avión "llevaba dando problemas cuatro días" y que ningún técnico supo identificar el problema.

La presidenta de la asociación, Saleta Nistral, ha pedido ayuda a la Administración central y ha exigido a las compañías aéreas que "tomen conciencia" de que no deben presionar a sus pilotos, así como que fomenten que sus trabajadores reporten de manera anónima las incidencias para prevenir accidentes, cosa que no se no sucede en la actualidad.

"Que el accidente no haya sido en balde"

"Queremos averiguar qué ocurrió y que no vuelva a repetirse, para que la gente no pase lo que estamos pasando nosotros y que el accidente no haya sido en balde", sentenció la presidenta.

Familiares de las víctimas de Barajas 150También han cargado contra los servicios de emergencia. La Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 denuncia que "hasta 17 personas" pudeiron fallecer por la tardanza de los equipos de emergencia, un hecho que piden que sea investigado, ya que las primeras ambulancias acudieron al lugar de la colisión hasta 40 minutos después de que se hubiera producido.

En el accidente murieron 154 personas y 18 lograron sobrevivir. Cuando se cumple el primer aniversario de la tragedia, algunos de los que tuvieron la fortuna de salir vivos han lamentado el olvido que sufren por parte de las administraciones y la utilización de la que son objeto por parte de los medios de comunicación.

De hecho, los familiares han vuelto a pedir que no se emita el vídeo del accidente, porque "causa mucho daño". Con esta petición coinciden los expertos consultados por 20minutos.es: “La emisión de estas imágenes es claramente perjudicial para las víctimas”, nos explicó Begoña Ajates, integrante del equipo de psicólogos del Samur que prestaron asistencia a los familiares tras el accidente.