Mayo se despide con un 'degradé' meteorológico: la entrada de una borrasca fría dejará tormentas y calor anómalo en España

  • El tiempo será muy diferente en las distintas regiones debido a la posición de una borrasca.
Lluvia en Valencia, el 3 de mayo de 2022.
Lluvia en Valencia, el 3 de mayo de 2022.
ROBER SOLSONA / EUROPA PRESS

Mayo toca a su fin y se despide esta semana con un tiempo muy diferente en distintos territorios españoles en una suerte de 'degradé': lluvias en Galicia, Asturias y noroeste de Castilla y León, con chaparrones o tormentas vespertinas, y temperaturas más altas de lo normal para esta época del año en el este de la Península y Baleares.

Así lo ha explicado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, que ha explicado que el pasado fin de semana hizo calor veraniego en casi toda España, con valores diurnos de entre 7 y 12 grados por encima de lo habitual en esta época y algún que otro récord de temperatura, como los 33,4 de Reus (Tarragona).

Esta divergencia en el parte meteorológico por regiones obedece a la presencia de una borrasca fría aislada al oeste de la Península Ibérica, en el entorno de las Azores. Afectará principalmente al norte y al interior y puede prolongarse durante la mayor parte de la semana, según Meteored. Este lunes ha provocado lluvias en Galicia y en las comunidades cantábricas, mientras que en el resto ha dejado algunas nubes de evolución, sobre todo de Pirineos y del Sistema Ibérico.

Al inicio de la semana, los primeros frentes comenzarán a llegar a Galicia y Portugal, con mucha nubosidad y precipitaciones, que pueden dejar más de 30 litros por metro cuadrado hasta el miércoles. Además, los vientos del sur podrán arrastrar calima a la mitad oriental, en especial a Baleares.

Avance de la semana

El martes, la borrasca Atlántica seguirá provocando chubascos localmente fuertes -más de 15 litros por metro cuadrado en una hora según pronostica la Aemet- en Galicia, Asturias y noroeste de Castilla y León, mientras en el resto del Cantábrico, Pirineos y otras zonas de montaña del norte se formarán nubes de evolución con posibles chubascos tormentosos.

Las temperaturas subirán el martes entre 6 y 8 grados respecto al lunes en el centro, sur de la Península y Baleares, donde se podrían alcanzar los 35 grados. No obstante, bajarán un poco en el sureste y se superarán los 30 grados en el nordeste peninsular.

El miércoles arrancará junio sin grandes cambios meteorológicos: de nuevo, lluvias y chubascos localmente intensos en Galicia, Asturias, noroeste de Castilla y León y posiblemente en el extremo norte de Extremadura. También son probables las precipitaciones vespertinos en otras zonas de montaña de la mitad norte y del este.

Los termómetros seguirán subiendo en el Cantábrico, nordeste y área mediterránea y bajarán ligeramente en el oeste de Castilla y León y, en general, será un día caluroso en el que se volverán a superar los 30 grados de máxima en buena parte de España. Se alcanzarán, por ejemplo, 32 grados en Vitoria, 35 en Pamplona y Logroño o 38 de máxima en Zaragoza el jueves y viernes próximos.

Además, la Aemet anuncia la posible llegada al área mediterránea y Baleares, el jueves y viernes próximos, de polvo en suspensión del desierto del Sáhara que podría dar lugar a calima, dejar los cielos turbios y reducir la visibilidad y la calidad del aire.

Para el próximo fin de semana la Aemet espera que continúe lloviendo en Galicia, Cantábrico y Pirineos, sin descartar chubascos tormentosos en otros puntos del norte y este peninsular.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento