Entrevista | José Manuel Otero Novas: "Estados Unidos nos dejó un mensaje: o entran ustedes en la OTAN o les independizo las Canarias"

fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista a José Manuel Otero, ministro de la Presidencia y ministro de Educación en el Gobierno de Adolfo Suárez
José Manuel Otero Novas, ministro de la Presidencia y de Educación con Suárez.
Jorge París 

José Manuel Otero Novas (Vigo, 1940) esperó a las seis de la mañana para informar a Adolfo Suárez de una llamada que había recibido cuatro horas antes. Un dato convierte la escena en una novela de Le Carré: que quien estuviera al otro lado del cable fuera Sergei Bogomolov, entonces embajador soviético en Madrid. Es noviembre de 1976 y el contexto es la Guerra Fría. "Cualquier posible entrada de España en la OTAN pone en peligro la paz mundial", trasladó el emisario personalmente a Suárez, café en mano, la orden directa del líder de la URSS, Leónidas Breznev

La réplica de Estados Unidos llegó un año después, aventando a un grupo terrorista canario, lo que suponía una amenaza implícita a la soberanía del archipiélago. "O entran ustedes en la OTAN o les independizo las Canarias", interpretaron el mensaje implícito en el primer gabinete de la democracia española. 

Otero Novas, ministro de la Presidencia entre 1977 y 1979, titular de Educación los siguientes 18 meses, es el fenotipo cumbre de ministro de la UCD. Un hombre con la corbata anudada desde el desayuno, el lenguaje meditado y correcto y paredes tapiadas por libros de historia y de derecho. El gallego recibe en su domicilio a 20minutos y narra los primeros entresijos de la adhesión de España a la Alianza Atlántica, que cumple este lunes 40 años. 

El 30 de mayo de 1982 nos convertimos en el país número 16 en adherirse a la OTAN. Fue un proceso delicado que arranca antes y que generó mucho conflicto social.

Quienes pilotamos la Transición no teníamos dudas sobre la OTAN, nos parecía que debíamos integrarnos. Adolfo Suárez no tenía mucha prisa. Yo, quizás por estar al lado de Suárez, tampoco. Con Franco, al hacer en 1953 los acuerdos con Estados Unidos, España ya estaba indirectamente integrada. La OTAN era, en definitiva, los Estados Unidos.

Los pactos de Madrid y la visita de Eisenhower en 1959.

Claro. Pero una de mis sorpresas fue la importancia internacional que se le otorgaba a la entrada o no entrada de España en la OTAN. El Partido Socialista, en junio de 1976, cuando hacía siete meses que había muerto Franco, hizo un viaje a Moscú para reunirse con el PCUS. Fueron Felipe González, Luis Gómez Llorente y Miguel Boyer. Mi sorpresa es que llegan a un acuerdo. 

En ese acuerdo con la Unión Soviética no se dice que el PSOE se compromete a colaborar a la extensión del socialismo por el mundo, ni a establecer el socialismo en España. A lo que se compromete el PSOE es a hacer todo lo necesario para que España no entre la OTAN. Me sorprendió y me dije: "¿Lo que le preocupa a la Unión Soviética de España es esto?" Esto es junio de 1976. En noviembre, sobre las dos de la madrugada me llama el embajador soviético en Madrid, que se llamaba [Sergei] Bogomolov.

fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista a José Manuel Otero, ministro de la Presidencia y ministro de Educación en el Gobierno de Adolfo Suárez
Otero Novas, uno de los hombres de confianza de Suárez, en su despacho.
Jorge París

¿Qué le dijo?

Me dijo que el premier de la Unión Soviética, ¿cómo era?

¿Leónidas Breznev? 

Eso, Breznev. Me dijo que le había dado instrucciones de que tenía que llevarle un mensaje personalmente a Adolfo Suárez sin pasarlo por el Ministerio de Asuntos Exteriores. Y que era muy urgente. Dejé pasar unas horas para que Suárez durmiera. Sobre las seis o las siete le llamé y nos  dijo que fuéramos. Suárez todavía no vivía en la Moncloa, le faltaba un mes, vivía en Puerta de Hierro. Allí fui con el embajador.

¿Una cumbre los tres solos? ¿Había alguien más?

Los tres: Suárez, Bogomólov y yo. Tomamos café y el embajador nos dijo: "Breznev me da la orden de que le transmita que esta noche se ha clausurado la Asamblea del Pacto de Varsovia, que ha acordado comunicarle al Gobierno español que cualquier posible entrada de España en la OTAN pone en peligro la paz mundial". Nada más. Era una amenaza implícita.

España era una pieza más del puzzle en la Guerra Fría.

Claro, en aquel contexto, te lo dicen de noche... Me sorprendió la importancia que la Unión Soviética le daba a que España no entrara en la OTAN. Más adelante, aproximadamente un año después, me llama Adolfo Suárez y me dice: "Acaba de salir de mi despacho, te lo habrás cruzado, el director del Centro de Inteligencia (entonces se llamaba el CESID)". Habían descubierto movimientos del MPAIAC [Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario], un grupo terrorista que había en Canarias.

Nosotros los conocíamos porque habían intentado un atentado contra Suárez y sus acompañantes. Uno de ellos era yo. Antonio Cubillo [líder del MPAIAC] me había dedicado frases desagradables por Radio Canarias Libre. Suárez me mandó a mi casa para que meditara sobre el tema. "¿Qué has pensado?", me dijo a la mañana siguiente. "Mira, presidente, yo no creo que nuestros servicios secretos, a día de hoy, tengan capacidad para descubrir secretos americanos. Creo que, más bien, los propios americanos pusieron su propio mensaje en su circuito. Esto significa que es como si el presidente de Estados Unidos hubiera enviado una carta: o entran ustedes en la OTAN o les independizo las Canarias".

¿Y cómo lo resolvieron?

Suárez pidió comunicación con Marcelino Oreja [ministro de Asuntos Exteriores], muy partidario de la entrada, y le pidió que hiciera una declaración a favor de que España va a entrar en la OTAN. Todo a título de ministro de Exteriores, no de Gobierno. Así lo hizo, con una declaración en el Senado. El sábado siguiente, o al otro, muy rápidamente, me llama el embajador de España en Argel para informarme de que se ha acuchillado allí a Cubillo. El gobierno argelino clausuró la emisión de Radio Canarias Libre y nunca supimos más del MPAIAC. En España, en la Audiencia Nacional, hubo unos juicios donde se juzgó a colaboradores, paro nada más. Y yo tampoco digo nada más.

Cuando Felipe González convoca el referéndum y resulta que Alianza Popular decide abstenerse, yo tenía mucha conexión con la Transición, habíamos hecho cosas juntas con los americanos. Vinieron a verme para convencer a [Manuel] Fraga. Les preocupaba muchísimo. Lo cual obligó a Felipe González a pedir el 'sí' en el referéndum, algo que no tenía previsto.

fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista a José Manuel Otero, ministro de la Presidencia y ministro de Educación en el Gobierno de Adolfo Suárez
Otero Novas conversa con '20minutos' en una de las estancias de su despacho.
Jorge París

Se querría mantener en la abstención o en el 'no' de cara a su electorado.

Claro. Hay que recordar que la víspera de las elecciones de 1982, las que gana con 200 y pico diputados, o la antevíspera, el PSOE, y concretamente Javier Solana, organizó la gran manifestación nocturna con velas en la Ciudad Universitaria de Madrid para ir en contra de la OTAN. Allí estaba Joaquín Ruiz-Giménez con su vela. El ambiente del PSOE contra la OTAN era incluso muy romántico. Sin embargo, al final tuvo que salir a pedir el 'sí'.

Hubo un cambio teórico, o externo, de Felipe González ya anterior, cuando aparece en su primer viaje a Estados Unidos y se declara partidario de Occidente junto a [Ronald] Reagan. Muy atlantista. Yo, personalmente, creo que Felipe no cambió, que siempre había sido así. En la Transición, Felipe sí era atlantista, pero el PSOE no. Y estaba vigilado en el Partido Socialista. No eran partidarios del comunismo pero eran muy marxistas. Había un gran sector del PSOE que tenía necesidad de ser muy izquierdista. Tenía que jugar con esas sensibilidades. González, en 1979, es el que suprime la definición del PSOE como partido marxista. "Compañeros, hay que ser socialista antes de marxista". Tampoco nos olvidemos de quién estableció la definición del PSOE como marxista en el congreso de diciembre de 1976, en Madrid. En los primeros estatutos del PSOE, que fueron aprobados personalmente por Carlos Marx, no figuraba lo de marxista.

¿Y cuándo se fragua la adhesión? ¿Cuándo se pone el pie en el acelerador para ingresar en el proyecto atlantista?

Yo ya no estaba en el Gobierno, eso lo hizo Leopoldo Calvo-Sotelo, que quería hacer algo importante a tono con su apellido. Pensó que era una baza buena, él había sido ministro de las Relaciones con Europa. Tenía ese objetivo y lo hizo, un poco a medias, porque pidió la entrada en la comunidad política pero no militar. Felipe, igual. Pero al final el referéndum. El que organizó la manifestación en Ciudad Universitaria fue secretario general de la OTAN. Y quien bombardeó Yugoslavia.

¿Cómo ve la situación en Ucrania?

Lamento la invasión de Ucrania. Creo que Rusia ha cometido un grave error, por llamarlo de alguna manera. Lo que ocasiona tantos muertos es mucho más que un error. También lamento que yo no tengo información suficiente, porque por mucho que lo sigo, solo veo la información de una parte. Me sorprende y trato de pulsar medios diferentes. Se ha establecido, pues yo no sé si es una censura, una unión de todos los medios de comunicación. Todo lo que veo son mensajes que me llevan a simpatizar con Ucrania. A mí los rusos seguro que no me convencerán, pero tendrán otra visión del asunto. No tengo datos fidedignos suficientes para poder analizar la solución.

¿Qué diagnóstico hace del estado de salud del OTAN 40 años después de la entrada de España? ¿Ha revitalizado su figura el conflicto en Ucrania?

Putin considera que la OTAN debe desaparecer y que no es fiel a su creación, porque la OTAN nació como un instrumento defensivo frente a la posible expansión soviética. Yo no comparto esa visión, claro, y de otra gente que dice que la OTAN ya no tiene sentido. Creo que cuando se consigue montar un instrumento así, para eliminarlo hay que pensarlo mucho. Esa ligereza no tiene cabida. Además, no sobra, y puede venir bien. Soy partidario de mantener la OTAN, y ya veremos para qué nos sirve, porque puede tener otras utilidades.

Dicho ello, ya se planteó el tema de su subsistencia. Fue en su 50 aniversario, en la Asamblea que se celebró en Washington en 1999 y que acordó reconvertirse. En ese momento la OTAN deja de ser un instrumento puramente defensivo. Gobernaba [Bill] Clinton y el secretario general era Javier Solana. Se permite hacer que la OTAN, sin mandato internacional, realice misiones fuera de su propio territorio. De eso hace 20 años.

¿Cómo valora la actuación del Gobierno español y de Pedro Sánchez?

Sánchez ha actuado como todas las fuerzas conocidas. Empezó diciendo sí pero no, mandaré armas defensivas. Alguien ha conseguido unificar a todo el mundo, pero ese alguien no sabemos quién es. ¿Serán los Estados Unidos? Puede ser.

¿Qué importancia le da a Zelenski? Se ha erigido en un icono de la resistencia.

Nunca pudo soñar con que llegaría a ser tan popular. Parece que tiene cualidades. Yo más bien pienso que puede venir de los Estados Unidos, que lleva años de gran declive. Ha tenido la presidencia de Trump, que era aislacionista, no era belicosa. Estados Unidos necesitaba algo que les diera liderazgo en Occidente. Casualmente, Ucrania les está sirviendo para eso.

La posibilidad de seguir bloqueando a Rusia, ¿podría derivar en una nueva Guerra Fría o en un conflicto global?

Lo de Rusia, en mi opinión, es a corto plazo. Ha actuado muy mal. Si pensamos que hay que salvar a Ucrania, podemos pensar que haya que aislar de alguna forma a Rusia. Pero esto es el corto plazo y yo creo que Occidente, más adelante, cuando se supere el tema este desgraciado que ha habido. Pensando en la geoestrategia, es que ha descolocado a Rusia y la ha colocado contra Occidente. Desde mi punto vista, Occidente debe aliarse con Rusia, porque los peligros por Occidente están por otros lados.

¿Por cuáles?

Por China o por el Islam. Los peligros que podemos ver hoy están por ahí. Un enfrentamiento de Estados Unidos y Europa con Rusia tiene poco sentido. Son más de 100 millones de habitantes, es un terreno muy extenso y tienen un armamento no despreciable.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento