El tirador del colegio de Texas se atrincheró en un aula y asesinó a 19 niños y dos maestras: "Actuó con maldad total"

Salvador Ramos, el autor de la matanza en la escuela primaria Robb de Uvalde (Texas, EE UU) compartió varios mensajes y fotografías con una desconocida en redes sociales a la que prometió contar "un pequeño secreto".
Salvador Ramos, el autor de la matanza en la escuela primaria Robb de Uvalde. 

Era martes al mediodía en la localidad de Uvalde, en Texas (EE UU), y los alumnos de la escuela de primaria Robb se preparaban para despedirse de sus compañeros y comenzar las celebraciones de final de curso. Al mismo tiempo, y a poca distancia de allí, Salvador Raimondo Ramos, de 18 años, salía de su casa portando entre las manos un rifle AR-15. Poco después, Ramos irrumpía en un aula repleto de niños y vaciaba el cargador de su arma, acabando con la vida de 19 de ellos y dos profesoras. Minutos antes ya había compartido sus planes con otro usuario a través de Facebook : "Voy a disparar a un colegio de primaria"

Un día después de la tragedia del colegio Robb, la versión sobre los hechos es todavía una incógnita. Según la información facilitada por las autoridades locales, los servicios de seguridad fueron avisados de que una personas armada se dirigía a la escuela. Fue en ese momento cuando la policía se acercó al lugar, a donde llegó segundos antes de que Ramos entrara en la escuela.

Según el portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Chris Olivarez, cuando la policía llegó al edificio el agresor abrió fuego contra los agentes, hiriendo a dos de ellos. Tras el enfrentamiento, Ramos se adentró en la escuela, donde se atrincheró en un salón de actos del centro donde se encontraban decenas de niños, a quienes disparó indiscriminadamente. 

Poco después, un equipo especializado de la policía llegó al centro escolar, al que entró y consiguió abatir a Ramos. En declaraciones a los medios, Olivarez explicó que, antes de montarse en un vehículo y dirigirse a la escuela, el agresor había herido de un disparo a su abuela.

"Sin antecedentes penales y sin afiliación a pandillas"

La Policía investigaba hasta la tarde de este miércoles cuales eran las intenciones de Ramos y si la escuela era un objetivo premeditado o si accedió al edificio por su cercanía con el lugar. No obstante, el gobernador del estado, el republicano Greg Abbott, ha confirmado este miércoles en una rueda de prensa que el autor del tiroteo compartió con otro usuario de Facebook 30 minutos antes de realizar la masacre cuales eran sus intenciones. Según Abbott, el tirador avisó de que "iba a matar a su abuela", para después enviar dos mensajes: "He disparado a mi abuela" y "voy a disparar a una escuela primaria".

"Lo que sabemos sobre el tirador es que él es residente aquí en Uvalde, asistió a una de las escuelas secundarias locales, vivía con sus abuelos, estaba desempleado, sin amigos, sin novia que podamos identificar en este momento, sin antecedentes penales y sin afiliación a pandillas", han explicado las autoridades. El jefe policial del Distrito Escolar de Uvalde, Pete Arredondo, ha afirmado que Ramos actuó solo y no tuvo la ayuda de nadie.

Sobre el perfil de Ramos, el diario The Washington Post, que ha hablado con familiares y amigos del agresor, lo ha descrito como un joven solitario que sufrió acoso escolar por sus problemas para hablar en la infancia y que fue criado en un hogar desestructurado. En los últimos años, había tenido reacciones violentas contra personas más cercanas y desconocidos.

Medios de comunicación locales han informado de que Ramos había subido a una cuenta de Instagram, que ha sido suspendida, fotografías de armas. En dicha publicación, Ramos etiquetó a una joven a la que le dijo que le contaría un secreto y le preguntó si publicaría fotos que él le enviara. La chica, que no le conocía, se preocupó y le preguntó qué tenía que ver ella con esas armas. 

Además, medios estadounidenses aseguran que la joven, tras conocer la matanza, se preguntaba si podría haber hablado más con él para haber evitado lo que finalmente ocurrió. En el último mensaje rastreado de Ramos, a penas unas horas antes de llevar a cabo el ataque, escribió: "Estoy a punto de".

El debate sobre las armas vuelve al ámbito político

El debate sobre como un joven de 18 años recién cumplidos podía tener ese tipo de armas se ha trasladado al ámbito político, donde cada masacre que se produce en el país suscita un amplio debate público

Según el senador demócrata Roland Gutiérrez, Ramos compró dos rifles semiautomáticos entre el pasado 17 de mayo y el 20 de mayo, nada más cumplir la mayoría de edad, en una armería del área de Uvalde.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, reconoció horas después del suceso que "es hora de actuar" para regular las armas de fuego en Estados Unidos. En un tono duro y en una declaración a sus ciudadanos, Biden afirmó que "hay que hacer frente al lobby de las armas" y que está "harto y cansado" de que "hermosos, inocentes y estudiantes de segundo, tercer y cuarto grado" vean morir a sus amigos "como si estuviesen en un campo de batalla".

Aunque el Gobierno estadounidense no lleva un registro exacto de cuántas armas hay en circulación, los expertos estiman que puede haber entre 10 y 12 millones de estos rifles en los Estados Unidos, tal y como recoge el medio estadounidense The New York Times.

Esto coincide con que Texas se convirtió hace casi un año en "santuario" de las armas de fuego. El gobernador del estado firmó hace escasos meses siete leyes que permitían una mayor liberalización del acceso a armas de fuego, permitiendo incluso que se pudieran portar sin tener licencia.

El segundo tiroteo más letal en una escuela en una década

El tiroteo de este martes en Texas es el más letal en EE UU en lo que va de 2022. Hace escasos diez días, diez personas fueron asesinadas por disparos en un supermercado en Búfalo (Nueva York), en un ataque con motivaciones racistas.

El de Texas es el segundo tiroteo en un centro escolar más mortífero de la última década, después del ocurrido en 2012 en la escuela de Sandy Hook, en Newton (Connecticut), donde murieron 26 personas, entre ellas 20 niños. El tercero más letal es el de 2018 en el instituto secundaria Marjory Stoneman Douglas de Parkland (Florida), donde hubo 17 fallecidos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento