Absuelto el presunto violador de Lloret de Mar que estuvo dos años en prisión preventiva

  • La sentencia admite que el relato de la denunciante es "persistente" pero el tribunal tiene "dudas razonables"
  • Durante la instrucción del caso se han omitido elementos clave.
Juicio del presunto violador de Lloret de Mar absuelto tras dos años en prisión preventiva
Juicio del presunto violador de Lloret de Mar absuelto tras dos años en prisión preventiva
ACN

La Audiencia ha absuelto al acusado de perseguir a una chica de 21 años en Lloret de Mar, Girona, y violarla en una zona ajardinada. El caso se remonta a la madrugada del 28 de junio del 2020 y el acusado había cumplido más de dos años de prisión preventiva hasta que la semana pasada se decretó su libertad provisional. La sentencia subraya que, aunque el relato de la denunciante es "persistente", el tribunal sí tiene "dudas razonables" de que el procesado cometiera la agresión sexual.

Entre otros, porque durante la instrucción del caso se han omitido elementos clave. Por ejemplo, no se ha aportado una llamada que la chica hizo en el 112 ni tampoco se citó a declarar a una amiga suya, a la que fue a ver esa noche. La sentencia ya se intuía porque hace una semana, y después de que el acusado llevara casi dos años en prisión preventiva, la Audiencia le dejó en libertad.

El acusado, un joven que tiene ahora 29 años, se enfrentaba a una condena de hasta 12 años de cárcel. La fiscalía, por su parte, pedía una pena de 9 años por agresión sexual; y la defensa, encabezada por el abogado Carles Monguilod, la absolución.

En el juicio, la víctima explicó que el procesado, al que no conocía de nada, le había abordado mientras volvía a casa sola después de ir de fiesta. Después de que se le insinuara, la chica relató que el acusado la siguió hasta una zona ajardinada y allí, después de empujarla y manejarla por el suelo, la acabó violando.

Por el contrario, el procesado aseguró que la relación sexual fue consentida. Explicó que esa noche, tras cruzarse con la víctima por la calle, los dos empezaron a hacer bromas hasta que decidieron irse a un sitio apartado para tener sexo. Durante su declaración, el joven también afirmó que, de haber violado a la chica, no habría dejado allí el preservativo que utilizó y que los Mossos recogieron una vez que ella interpuso denuncia.

La Audiencia de Girona regaña tanto a los Mossos como al juzgado de instrucción, porque hay elementos clave del caso que se han omitido.

Entre aquellas pruebas que sí se han practicado, la sentencia pone de relieve que la víctima no presentaba heridas o lesiones. Además, la Audiencia también examina las grabaciones de las dos cámaras de videovigilancia, la de un hotel y la de una gasolinera, que captaron parte del recorrido de los dos jóvenes, y que la acusación esgrimía contra el acusado diciendo que en las imágenes se veía cómo asediaba a la chica. El tribunal, sin embargo, concluye que estas grabaciones no permiten concluir que el acusado "estuviera persiguiendo o discutiéndose" con la denunciante.

A partir de ahí, la sentencia entra de lleno en aquellas pruebas que, pese a ser elementos clave del caso, son inexistentes. Porque durante la investigación o la instrucción se omitieron. Y aquí, el tribunal no se explica que, pese a ser "fáciles de obtener", no se hayan incorporado a la causa.

La sentencia menciona explícitamente que, aunque esa madrugada la chica llamó al 112, el contenido de la conversación "no se ha aportado al procedimiento". O que tampoco se ha citado a declarar a una amiga de la denunciante, a la que la joven fue a ver esa misma noche y, de hecho, se quedó a dormir en su casa. "Su testigo habría sido relevante, ya que es la primera persona que vio a la denunciante tras los hechos", recoge la Audiencia.

Precisamente, al término del juicio, el abogado de la defensa, Carles Monguilod, ya expuso algunos de estos argumentos para pedir la absolución del joven. Ahora, como el tribunal tiene "dudas razonables" de que el acusado agrediera a la chica, la Audiencia de Girona le absuelve porque le aplica el principio 'in dubio pro reo', es decir, 'en caso de duda a favor del procesado'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento